Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel y May comienzan a fijar posturas de cara a la negociaci�n del Brexit

logotipo de Pulso Pulso 11-01-2017 Francisca Guerrero

Aunque la invocación del Artículo 50, con la que el Reino Unido inicia formalmente su salida de la Unión Europea, está programada para fines de marzo, líderes del viejo continente ya empezaron a fijar posturas para la dura negociación que se avecina. En el mercado lo fundamental es que la economía británica logre evitar un “hard brexit”, es decir, que mantenga su acceso al mercado único, pero todo indica que no será una difícil misión. 

“Estamos cerca de adentrarnos en una negociación con otros 27 países y, mientras nos preparamos para esas negociaciones, los países hablan sobre sus posiciones y acerca de cómo van a enfocar las negociaciones”, ya adelantaba un portavoz del gobierno de UK. 

Esto luego de que la primera ministra británica tuviera que salir a aclarar su declaraciones del domingo, que fueron interpretadas como un respaldo a un quiebre fuerte con el bloque europeo e hicieron caer a la libra a su nivel más bajo desde octubre. 

“No acepto tener que elegir entre un Brexit duro o blando”, indicó la sucesora de David Cameron. “Me tienta decir que la gente que escribe que estoy a favor del Brexit duro está equivocada (...) Lo que quiero alcanzar es un acuerdo ambicioso, el mejor posible, para que el Reino Unido pueda negociar y operar dentro del mercado único”, agregó. 

Sin embargo, para la consecución de ese objetivo Angela Merkel ya impuso términos difíciles de cumplir, subrayando que el Reino Unido no podrá “elegir con pinzas” lo quiere de la UE. 

“El acceso al mercado único sólo puede lograrse si se respetan las cuatro libertades básicas, de lo contrario hay que hablar de límites”, indicó la canciller de Alemania, en referencia al libre movimiento de personas, bienes, capital y servicios entre los miembros de la Unión Europea. 

Estas condiciones complican a Downing Street, pues según su portavoz los ciudadanos británicos “dejaron claro, en el pasado referendo del 23 de junio, que es importante que el Reino Unido asuma el control de la inmigración”, incluyendo aquella que proviene de sus vecinos europeos. 

Preocupaciones en el mercado

En medio de la discusión política, la City de Londres también alzó la voz para manifestar su preocupación. 

Según consigno Financial Times, Xavier Rolet, Director ejecutivo de la Bolsa de Valores de Londres, y Douglas Flint, presidente de HSBC, señalaron a los miembros del parlamento que si el Brexit no se produce por etapas, con una transición de al menos cinco años para la desvinculación del Reino Unido de la Unión Europea, las pérdidas para el mercado podrían alcanzar los US$655 billones (millones de millones). 

Sin embargo, el mismo medio señala que los congresistas euroescépticos consideran estas alarmas como una distracción y apuestan a que el nuevo acuerdo entre británicos y el bloque europeo este listo para abril de 2019, es decir, dos años después de que se active el Artículo 50, programado para fines de marzo próximo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon