Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miguel Kiguel y Argentina en 2017: "El principal desafío es que la economía crezca, pero que sea sostenido en el tiempo"

logotipo de Pulso Pulso 09-01-2017 Catalina Göpel

Sin duda alguna el año pasado no fue fácil para la nueva administración de Cambiemos, liderada por Mauricio Macri en Argentina. Desde el tan ansiado despegue económico que nunca llegó, profundas molestias por el tarifazo, el fantasma de Cristina Fernández, una inflación que cedió poco con un creciente déficit fiscal, las dificultades con el impuesto a las ganancias y finalmente la salida del ministro Alfonso Prat-Gay, hacen pensar que 2017 podría ser mejor. Al menos así lo piensa el economista y director de la consultora trasandina EconViews, Miguel Kiguel, quien asegura que los brotes verdes en un año electoral “ya se están viendo”. 

¿Cómo evalúa el primer año de gestión de Mauricio Macri?

-Macri recibió una economía muy desbalanceada, con muchos desequilibrios y por una decisión política realmente no puso sobre la mesa la verdadera situación, y la gente no tomó conciencia de los desequilibrios importantes que había en temas de reservas internacionales, de tipo de cambio, de precios que estaban totalmente desfasados y cuando se empezaron a tomar las medidas tuvieron un impacto importante. Se deterioró el salario real y el poder de ingreso de gran parte de la economía informal. Yo diría que el primer año ha sido de luces y sombras. Se mejoró la situación de precios relativos, pero al costo de una inflación muy alta en la primera mitad del año y una recesión que fue más fuerte de lo que se esperaba. Con las medidas que se tomaron, se despejó gran parte de eso. Lo que se logró el año pasado es poner la economía más o menos en orden para que el crecimiento que seguramente vendrá en el 2017, pueda ser un crecimiento balanceado, que era lo que antes no se podía. 

¿Cuáles son los principales desafíos para la economía este 2017?

-El principal desafío para 2017 es que la economía crezca, pero que sea sostenido en el tiempo. Segundo, las cuentas fiscales, porque Argentina tiene un déficit fiscal importante, veníamos del gobierno anterior con un déficit del orden del 7% del PIB y el año pasado se redujo muy poquito. Tercero está la inflación, que el año pasado llegó al 38%, pero fue como resultado de muchos ajustes en precios, o sea que no debería repetirse. Cuarto, es tratar de evitar que el peso se siga fortaleciendo, este año se fortaleció mucho, como resultado de la inflación que tuvo la economía y generó cierta preocupación porque un peso fuerte implica falta de competitividad. Y por último, lidiar con la pobreza que está en niveles muy altos, y eso preocupa.

Pero ¿cuándo se podrá ver en concreto el despegue?

-En 2016 hubo muchos factores que frenaron el despegue, yo creo que en parte es porque la inversión tarda en venir y porque sectores que se estaban expandiendo como el agro, y un poquito la construcción, llevan tiempo hasta que tienen impacto en la economía. A medida que vaya bajando la inflación y la economía empiece a entrar en régimen vamos a ver el crecimiento, y los que se llaman los brotes verdes ya se están viendo, que vienen justamente en sectores como obra pública, crédito de consumo, más ventas de autos. Esperemos que se mantenga, porque en agosto hubo algunos brotes verdes que se secaron.

Y en lo político ¿cómo ve la consolidación de Macri en las legislativas de este año?

-Macri tiene todo para consolidarse, va a ganar bancas en el senado y en diputados pero vamos a seguir siendo un país en el cual el peronismo va a tener mayoría en las dos cámaras con lo cual Macri va a estar en situación similar a la que tiene en la actualidad, que va a tener que negociar mucho políticamente. Lo que si puede pasar es que en la medida en que le vaya bien en las elecciones y eso va a depender de la economía también, va a tener una popularidad alta, y eso es lo que lo ayuda a dar gobernabilidad. La ventaja que tiene Macri para lo que viene es que la atomización de la oposición se mantenga o se profundice. 

¿Cuál es su lectura de la salida de Prat-Gay?

-Tiene que ver con un tema de personalidad, no se si ciertamente tenía aspiraciones a la Casa Rosada pero tiene aspiraciones políticas, y creo que fue un tema de que Macri quiere fundamentalmente tener un gabinete de gente que trabaje y que no busque protagonismo político. Él no quiere un equipo con grandes figuras a lo Messi sino que sean de alguna forma peones dentro del equipo y seguramente ha habido algunos corto circuitos que se profundizaron un poco hacia fin de año con el proyecto de impuesto a las ganancias donde no le fue bien al gobierno y ahí Prat-Gay no tuvo un rol preponderante. 

¿Cómo ve la relación de Argentina con sus vecinos? 

-El primer año fue de entrar en ritmo, es cierto que no se abrió mucho la economía el año pasado, primero hay que tener en cuenta que Argentina es parte del Mercosur, gran parte de las decisiones económicas las tiene que tomar en conjunto con Uruguay, Brasil y Paraguay, la intención yo creo que es ir hacia una mayor apertura económica, pero en forma gradual. Cuidando el empleo es muy difícil abrir la economía en un año recesivo, a medida que la economía empiece a crecer va a ser más fácil abrir porque las firmas locales van a poder aumentar las ventas en el mercado doméstico y eso le da más posibilidades para competir. La visión es que Argentina tiene que ir hacia una economía más de mercado con menor intervención estatal, pero es un tema de tiempos.

¿Qué piensa de la Reforma Tributaria que está preparando el gobierno?

-Eso es para el largo plazo, no va a ser 2017. Argentina necesita una Reforma Tributaria, pero al mismo tiempo es extremadamente complejo hacerla porque cada cambio de impuestos implica negociaciones no solamente con los sectores que se ven afectados, también por las provincias que reciben la mitad de la recaudación. Es una negociación compleja, que se ha tratado de hacer muchas veces, pero hasta ahora sin mucho éxito.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon