Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Millonarios del gabinete de Donald Trump suman una fortuna de US$6.000 millones

logotipo de Pulso Pulso 16-12-2016 Francisca Guerrero

“Quiero gente que hizo una fortuna, porque ahora están negociando contigo (...) No es diferente de un gran jugador de béisbol o un gran golfista”. Con esas palabras el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, argumentó su elección de millonarios y multimillonarios (con más de US$1.000 millones) en su gabinete, cuyas fortunas conjuntas suman un total de US$5.600 millones, cuando aún restan cuatro cargos por llenar.

Él mismo promovió su habilidad en los negocios como un atributo para ser presidente y ahora que selecciona a su equipo sigue la misma premisa. En ese marco destaca el patrimonio de US$2.900 millones de Wilbur Ross, secretario de Comercio, y el de US$1.400 millones de Linda McMahon, a cargo de la Administración de Pequeñas Empresas. 

Estos números sobresalen particularmente porque en los primeros gabinetes de George W. Bush y Barack Obama ningún alto funcionario tenía una fortuna que superara los US$1.000 millones. 

Suman ceros a la cuenta el nominado como Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin (US$655 millones), el de Estado, Rex Tillerson (US$365 millones) y la de Educación, Betsy DeVos (US$130 millones). 

A imagen y semejanza

Pero los millones no son lo único que comparten los integrantes del gabinete con su líder. 

El porcentaje de hombres es 78%, sobre 65% de Obama, pero bajo el 83% de Bush. 

Las mujeres del equipo de Trump se limitan a las ya mencionadas secretaria de Educación y encargada de la Administración de Pequeñas Empresas, además de Elaine Chao, a la cabeza del ministerio de Transporte. 

Las minorías étnicas de EEUU también escasean, en un equipo donde 83% de sus integrantes son blancos. 

En este ítem contrasta nuevamente con el team de Obama, que limitó la presencia de blancos hasta 52%, después de que en el primer gabinete de Bush llegaran hasta 74%. 

Asimismo, sobresale el número de ex uniformados, equivalentes a 11% del grupo, mientras que en los casos de Obama y Bush solo alcanzaban 4%. 

Los funcionarios que vienen del mundo militar son: el general en retiro, James Mattis, secretario de Defensa; y el marine en retiro, John Kelly, secretario de Seguridad Nacional. 

Y así como el presidente electo carece de toda experiencia en cargos públicos, 44% de su gabinete comparte esta característica. Aquí, nuevamente se diferencia de sus predecesores, considerando que en el grupo de Bush y de Obama, 96%y 87%, respectivamente, tenía experiencia en el gobierno.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon