Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ministro de Hacienda de Argentina dice que aumento de la deuda no es preocupante

logotipo de Pulso Pulso 23-09-2016 Agencias

El ministro de Hacienda argentino, Alfonso Prat-Gay, sostuvo ayer que “no tenemos por qué hacerle caso” al FMI pero que tampoco hay que “ocultarle” los números de la economía, tras participar en el XIV Fórum Empresarial Franco-Argentino que comenzó ayer en Buenos Aires.

El ministro trasandino también hizo hincapié en que la confianza de los inversionistas internacionales sólo se recupera “diciendo siempre la verdad” y “siendo transparentes”, y que en esa estrategia se enmarca la visita de los técnicos del FMI, que están desde el lunes en Argentina y que se quedan hasta el 30 de septiembre.

Dicha misión tiene como objetivo hacer una revisión general de la economía argentina, dentro de lo que se conoce como “artículo IV” del organismo. Este contempla la visita de economistas del FMI para recopilar información e intercambiar opiniones con funcionarios del Gobierno, integrantes del sector privado, miembros del Parlamento y organizaciones civiles. La última vez que se llevó a cabo esta evaluación fue hace diez años, en 2006.

Prat-Gay también habló de la deuda argentina y dijo que  “es muy poco lo que ha aumentado la deuda neta este año, más allá de lo que dicen algunos opositores románticos del último tiempo”, recordando la cifra publicada hace unos días que indicó que la deuda equivale a 55% del PIB, incluyendo los bonos emitidos para pagar a los fondos hold-out o “buitres”.

“Queremos que haya más instrumentos en euros para poder canalizar la inversión de ese lugar del mundo”, agregó.

Economía cae 2,1%

El PIB de Argentina cayó 2,1% el segundo trimestre del 2016 en la medición desestacionalizada frente al primer trimestre del año, dijo ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La economía argentina arrastra un estancamiento de al menos cuatro años debido a la escasez de inversiones, que ha desembocado en un alto déficit fiscal y una elevada inflación que el Gobierno de Mauricio Macri intenta paliar desde su asunción a fin del 2015.

En la comparación con el segundo trimestre de 2015-medida con estacionalidad, el PIB del país sudamericano se contrajo 3,4%, presionado principalmente por la fuerte baja que registraron rubros clave como la construcción, la industria manufacturera y el sector agropecuario.

En lo que va del año el PIB argentino -que lleva tres trimestres seguidos en caída- acumula una merma del 1,7%. El Banco Central de Argentina estima que el PIB retrocedería 1,5% este año, pero que crecería 3,2% el año próximo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon