Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ministro del Interior lidera búsqueda de fórmula que permita reajuste en el sector público

logotipo de Pulso Pulso 11-11-2016 Miriam Leiva P.

Valparaíso.-Cerca del mediodía el ministro de Interior, Mario Fernández, llegó al Congreso en Valparaíso y durante 4 horas casi en ayunas -sólo tomó una bebida de fantasía- estuvo conversando “informalmente” con los jefes de bancadas de los principales partidos de la Nueva Mayoría para buscar un punto de encuentro que les permita reflotar un proyecto de ley de reajuste para el sector público. 

Ante el fracaso del comité político citado para ayer en la mañana, la autoridad decidió iniciar in situ las conversaciones con los incumbentes fijando claramente los límites para llegar a un acuerdo tras el rechazo del veto que reponía el reajuste de 3,2%. 

“He dedicado las últimas horas a tener una serie de entrevistas con parlamentarios para poder iniciar una rueda de consultas y arribar a un buena situación. Los esfuerzos que estamos haciendo van en la dirección de buscar una fórmula que tenga respaldo parlamentario pero que no exceda los límites en términos financieros, a esa ecuación hay que llegar”, señaló.

Es decir que el rango no puede sobrepasar el costo total del veto que llegaba a $562 mil millones, de los cuales $66.981 millones se destinaban al pago de bonos. Esto último es el margen que tienen para trabajar los parlamentarios ya que la autoridad dejó en claro que el guarismo de 3,2% es “inamovible”. 

El escenario para llegar a consenso dentro del conglomerado sigue siendo crítico considerando que los diputados de la NM que rechazaron el proyecto y el veto, lo hicieron porque consideraron que el aumento de remuneraciones era insuficiente. “La situación no es fácil sino que bien complicada. Pero soy una persona optimista y creo que vamos a salir no sé cuándo, pero lo haremos”, aseguró.

En este contexto dejó dos cosas más en claro. Una, que el Gobierno no actuará con premura porque no hay plazo legal para presentar una iniciativa de estas características, y dos que la conversación será con los parlamentarios y no con los funcionarios del sector público. “El Gobierno se sentó a conversar varias veces con ellos y no logró acuerdo, entonces no tiene mucho sentido sentarse a conversar si no existe una fórmula con apoyo parlamentario. Lo responsable es construir una fórmula acá que cuenta con suficiente mayoría para ser aprobado”, afirmó. 

Los contertulios. El jefe de bancada de la DC, diputado Fuad Chahín que estuvo más de una hora reunido con Fernández, validó esta estrategia: “Sostuvimos una conversación franca, tranquila. Para evaluar la presentación de otro proyecto, creo que si no hay acuerdo dentro de la NM, el Gobierno no tiene más alternativa que dejar las cosas como están,  ni reajuste ni bonos”.

Por lo mismo asintió a la idea de no fijarse un plazo específico si no que otorgar todo el tiempo para que las bancadas vayan confluyendo a un consenso dentro de los límites impuestos. Recordó que un reajuste recién se pagaría en diciembre y los bonos a partir del 15 del mismo mes, por ende, hay un plazo suficiente para seguir dialogando.

“Tenemos más de un mes tratemos de buscar un acuerdo sin apresurarnos porque ese ha sido un camino que nos ha llevado a puros fracasos. La solución apresurada en medio del paro nos podría llevar a otro nuevo fracaso que sería irresistible para el gobierno y la NM”, recalcó.

Por su parte, el jefe de bancada socialista, diputado Juan Luis Castro, indicó tras reunirse con Fernández que “le pedí formalmente que convoque a un cónclave a toda la NM para que superemos esta crisis, pero no con bencina, porque ya hay rasgos de ingobernabilidad”. Dijo también que en ese encuentro la Presidenta debe tener claridad respecto de la ruta y de quién integrará su equipo de final de mandato. 

Deponer paro

Las autoridades también llamaron a los trabajadores del sector público a deponer el paro. “Habiendo ocurrido lo que pidieron los funcionarios públicos -que no se aprobara el proyecto-no tiene ningún sentido continuar con la movilización, deben volver a cumplir con su labor”, señaló Chahín.

Mientras que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, comentó que es necesario considerar “a las personas comunes y corrientes en la acción que emprendemos desde el Estado, porque estas personas esperan un servicio público que funcione y funcione bien”.

Y el ministro Fernández recordó que hay un instructivo que obliga a los jefes de servicio a descontar las ausencias, “constitucionalmente el sector público no puede detener sus actividades, y se ha dispuesto descontar los días no trabajados”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon