Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No + inactivas: impulsando exportaciones de servicios

logotipo de Pulso Pulso 22-09-2016

Las últimas estimaciones entregadas por el Banco Central y por el Ministerio de Hacienda indican que el crecimiento tendencial se ha reducido significativamente en los últimos años, ubicándose apenas en torno a 3% frente a un 4,8% estimado a fines de 2013. Por otra parte, el bajo crecimiento efectivo está impactando al mercado laboral, con una escasa creación de empleo asalariado y un significativo aumento de empleos por cuenta propia.

Esta poca alentadora realidad ha llevado al Gobierno a analizar fórmulas para aumentar el potencial de crecimiento. En esta línea, se ha propuesto promover las exportaciones de servicios -como el turismo, los servicios comerciales, financieros y empresariales en general- en las cuales nuestro país tendría importantes ventajas comparativas.

En efecto, el alto nivel de matrícula terciaria y la estabilidad macroeconómica e institucional son activos clave para el desarrollo de este tipo de exportaciones. Sin embargo, hay temas pendientes que se deben atender, especialmente en materia de capital humano, pero también en conectividad, infraestructura y aspectos regulatorios.

En nuestra opinión, una opción para potenciar el capital humano disponible es impulsar la contratación y permanencia de la mujer en el mercado laboral. En Chile hay más de un millón de mujeres inactivas por razones familiares -la mayoría de ellas con buenos niveles de educación- representando un enorme potencial de capital humano disponible para ingresar al mercado laboral si las condiciones laborales se adaptan de mejor manera a sus necesidades familiares.

El desarrollo de sectores exportadores de servicios generará nuevas oportunidades de empleo para hombres y mujeres, pero no el mismo tipo de trabajos que conocemos hoy. El impulso que está dando el Gobierno a las exportaciones de servicios debe ser visto como una oportunidad para que las mujeres inactivas por razones familiares ingresen a la fuerza de trabajo y contribuyan a generar un efecto multiplicador en el ingreso nacional. Pero para que esto ocurra, es necesario avanzar hacia un nuevo mercado laboral moderno -con mejores condiciones de adaptabilidad laboral y corresponsabilidad familiar- y así lograr que el cuidado de los hijos deje de ser un obstáculo para la inserción laboral de la mujer.

*Verónica Campino es co-fundadora Fundación ChileMujeres; Hermann González es economista principal BBVA Research.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon