Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nolberto Díaz y elección de la CUT: "El segundo piso de La Moneda, Aleuy y su asesor Guillermo Miranda operaron a favor de Martínez"

logotipo de Pulso Pulso 14-09-2016 Juan Pablo Palacios

Nolberto Díaz, militante DC, selló la semana pasada un pacto con la dirigente comunista Bárbara Figueroa para dejar fuera de la presidencia de la multisindical a Arturo Martínez (PS). “Cachorro”, como le llaman sus cercanos, ocupaba el cargo de vicepresidente de la saliente directiva y hoy cuando se constituya la nueva directiva transitoria asumirá la secretaria general y Figueroa mantendrá la presidencia. 

En esta entrevista, defiende la alianza que forjó con el PC y desestima que los partidos de la Nueva Mayoría (NM) hayan intervenido en el proceso. También acusa al Gobierno de influir a favor de Martínez, y confirma que hoy, de todos modos, impugnará el proceso en el Tricel.

¿Cuál es su balance de las elecciones, mantiene las acusaciones de que hubo fraude?

- Esta elección fue una derrota para todos, aquí no hubo ganadores. Nadie vitoreó al autoproclamado ganador porque fue una elección fraudulenta desde donde se la mire. Reclamamos que esta crisis que se vio en la elección nunca más se repita. Saquemos lecciones para que haya una elección más limpia y transparente en un futuro próximo, ojalá muy pronto.

¿Se le ha acusado que forjó un pacto con la lista del PC que también habría cometido irregularidades?

- Diría que no firmamos un pacto, es una alianza que no es perfecta. Siempre quisimos elecciones limpias, transparentes y democráticas, pero aquí hubo fraude y nosotros no estamos para avalar el fraude, ni para que haya impunidad frente a las irregularidades que conocimos en este proceso. Por eso, nosotros antes, durante y después del día de la elección advertimos que había irregularidades y que íbamos a impugnar esta elección. Eso es lo que vamos a hacer mañana (hoy) a las 9:30 de la mañana.

Martínez acusa que la lista de Figueroa infló sindicatos.

- Creo que nadie está sobre la ley y el Estado de Derecho y cualquiera que haya cometido irregularidades, incluso dirigentes de nuestra propia lista o de otras, tendrán que ser investigados. Lo que no puede haber es impunidad. Todos estamos de acuerdo en que esta elección hay que repetirla y que el sistema electoral de la CUT no da para más.

¿A su juicio, dónde estaría radicado el fraude?

- Es evidente que el Colegio Electoral terminó siendo controlado por una mayoría circunstancial que dominaba Martínez. Queremos que se meta la justicia para reponer la institucionalidad al interior de la CUT.

¿Cómo debería ser esa nueva elección?

- Tiene que ser con un nuevo padrón, un colegio electoral nuevo y en un nuevo sistema. Eso lo va a determinar el consejo nacional ampliado y el congreso de la CUT, o lo los tribunales de justicia. Para ambas cosas hemos construido una alianza que permita elecciones limpias.

¿Quiénes apoyan la impugnación?

- La firman dirigentes sindicales de distintas vertientes ideológicas. Hay gente que piensa de manera distinta pero nos une la convicción de que a la CUT hay que democratizarla y transparentarla.

¿Mantiene sus dichos de que A. Martínez “no le ganó a nadie” en esta elección?

- Él no le ha ganado a nadie, porque ni siquiera con estos resultados fraudulentos obtuvo la mayoría de 23 consejeros para poder ser electo presidente. Creo que Martínez falta a la verdad. En 1996 y el 2000, y en otras elecciones, salió tercero y no respetó la primera mayoría de María Rozas o de Diego Olivares. La alianza que construimos con Bárbara Figueroa es porque no podemos permitir que después de una elección fraudulenta y corrupta se constituya una mesa directiva como si aquí no hubiera pasado nada. Y menos que esa mesa sea encabezada por quienes han sido los principales cuestionados en este proceso. Martínez es uno de los responsables de que esta elección termine mal.

¿Pero le encuentras algo de asidero a los reclamos de Martínez?

- El primero dijo que esta elección era normal, después dijo que hubo irregularidades. Después se negó a asumir y dijo que ahora va a asumir la vicepresidencia. Nosotros hacemos una interpelación para no seguir dañando más a la CUT. A eso nadie se puede negar.

También se ha acusado que los partidos de la Nueva Mayoría intervinieron en el proceso.

- Aquí los partidos políticos no han intervenido para nada. Ha habido militantes que son dirigentes de distintos partidos que han tenido una opción: quieren evitar que aquí haya un fraude electoral que legitime a una directiva que no puede durar cuatro años. Y si para esa elección es necesario que muchos no nos volvamos a postular, yo me hago a un lado. 

Martínez también acusó al Gobierno de intervención.

- Eso es para la risa. Si para algún lado intervino el segundo piso de La Moneda, el subsecretario del Interior Mahmud Aleuy y su asesor Guillermo Miranda, e Imaginación de Enrique Correa, fue a favor de Martínez. Es decir, ellos operaron para que las cosas no cambiaran. Así como algunos quieren que vuelva Lagos, hay otros que querían que volviera Martínez a la CUT. En eso yo y muchos no estábamos de acuerdo.

Hoy se constituye el nuevo comité ejecutivo. ¿Qué se espera acordar?

- Esperamos que se fije un cronograma, se convoque a un consejo nacional ampliado y a un congreso para reformar los estatutos. Una vez hecho eso deberíamos convocar a nuevas elecciones.

¿Dentro de un año deberían darse las nuevas elecciones?

- Esperamos que eso sea en el plazo más breve posible y eso lo determinarán los tribunales electorales o los propios mecanismos internos de la CUT. Aquí no se desecha nada, pero siempre pensando en acotar los plazos al máximo.

¿Cuál va a ser el sello de su gestión como nuevo secretario general?

- Nos hemos propuesto llevar a la CUT a nuevas elecciones más democráticas. El sello de nuestra gestión tiene que estar radicado en la autonomía sindical . Queremos que vuelvan a la CUT Manuel Ahumada, José Ortiz, Esteban Maturana, Diego Olivares y Cristián Cuevas, que no nos dejen solos en la tarea de dotar a la CUT de más democracia interna.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon