Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nuevas tendencias desembarcan en empresas locales

logotipo de Pulso Pulso 07-12-2016

En la mayoría de las grandes economías del mundo el riesgo informático y la responsabilidad civil forman parte de la agenda empresarial. El primero tiene relación con los riesgos por ataques informáticos, los cuales pueden suceder en cualquier momento tomando en cuenta la interconexión a nivel global que existe hoy, la creciente disponibilidad de transacciones electrónicas de todo tipo, el uso de “cloud computing” y la creatividad con que los hackers están actuando al momento de perpetrar sus delitos. Para este problema han surgido seguros que buscan proteger los datos de las empresas en caso de robo, tráfico o mal uso de la información que almacenan (de ellos y sus clientes).

El segundo tema que preocupa a las multinacionales de los países OCDE es el de la responsabilidad civil de empresas y altos ejecutivos, la cual afecta muchos ámbitos de los negocios cuando, por ejemplo, una constructora o estudios de arquitectos comete algún error de cálculo en una edificación como un puente o edificio. Las personas afectadas o los mandatarios de las obras están en su derecho de solicitar a los responsables algún tipo de indemnización por los perjuicios provocados, lo que se determina en un juicio civil, por eso el nombre de responsabilidad civil.

En la industria aseguradora a nivel global han surgido productos que buscan cubrir los gastos de reclamos o relativos a la defensa y la indemnización por daños y/o perjuicios a terceros.

Otro caso es el de los seguros de responsabilidad civil llamados D&O (Directors and officers) que protegen el patrimonio personal de los directores y ejecutivos de grandes firmas por demandas que contra ellos puedan ejercer terceros o accionistas, por presunta negligencia en su gestión. Esto puede surgir tras una compra de una nueva empresa o la venta de un producto que salió con problemas o que generó algún daño a los clientes.

En Chile aunque estos seguros de responsabilidad civil están recién ingresando al mercado, ya están siendo utilizados por las empresas del IPSA desde hace unos años y en el último tiempo ha existido mayor interés en su contratación por los cuestionamientos públicos en torno a reconocidas compañías nacionales.

Por otra parte, casos como el 27-F han repercutido en el sector de la construcción (inmobiliarias, constructoras, arquitectos, calculistas, etcétera) para tomar conciencia de los daños y efectos legales que puede tener una obra mal terminada. También la industria de la salud, sobre todo en el sector público, ha ido incorporando los seguros de responsabilidad civil por la exposición a la que están sometidos los profesionales cuando realizan un procedimiento médico complejo.

La mayor sofisticación de nuestra sociedad junto con mayores niveles de riqueza auguran una mayor conciencia de la responsabilidad civil y una mayor exposición a riesgos informáticos, los cuales pueden representar un importante daño patrimonial a las empresas, sus ejecutivos y a las familias.

*El autor es subgerente general de Chilena Consolidada-Zurich Chile.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon