Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

OCDE destaca el aporte de la Contraloría General y le hace sugerencias

logotipo de Pulso Pulso 23-04-2014 Leonardo Ruiz

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) felicitó el trabajo de la Contraloría General de la República por ser un aporte sustantivo a una efectiva y oportuna rendición de cuentas del gobierno y generar una mayor responsabilización de los agentes públicos en los procesos de toma de decisiones, con miras a la satisfacción de las demandas ciudadanas.

En su informe “Mejorando la agilidad estratégica y la confianza pública”, destacó que la Contraloría es parte fundamental de la institucionalidad democrática chilena y que su rol como ente fiscalizador superior e independiente le permite ver y prever los riesgos que afectan a la gobernabilidad y, de ese modo, apoyar la actividad estatal.

El trabajo partió hace un par de años y en su elaboración aportaron trece Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS) de todo el mundo. “En 2012 celebramos 85 años de vida institucional y decidimos someternos a un proceso de desnudez que, como un examen médico, diera cuenta de nuestras fortalezas y nos advirtiera de nuestras debilidades... Es la pregunta clásica que algunos formulan como ironía: ¿quién controla al Contralor?”, dijo Ramiro Mendoza, Contralor General, en el lanzamiento del estudio.

© PULSO

CONSEJOS DESDE PARÍS
La OCDE llamó al ente contralor a revaluar la forma de entregar sus productos y desarrollar un proceso permanente de creación de nuevos productos y servicios, porque esto le permitiría apoyar una gestión pública más estratégica y con visión de largo plazo.

Asimismo, dio una serie de recomendaciones (ver recuadro) y pidió particularmente a la Contraloría utilizar la toma de razón para incentivar esfuerzos de la Administración Pública destinados a mejorar su propia eficiencia, sus propios controles internos y el desarrollo de mejores prácticas de gestión a nivel estratégico y operativo; orientar sus tareas de auditoría a la evaluación de la confiabilidad de la información financiera y no financiera presentada por las entidades públicas; y utilizar aún más el conocimiento acumulado de su trabajo para ofrecer productos de un valor agregado a los diversos actores relacionados.

Sobre ese último punto, la OCDE señaló que la entidad contralora “ha mejorado de manera importante sus procesos con el fin de entregar productos de calidad a la ciudadanía, tales como los informes de seguimiento de auditoría”.

El reporte también destacó que la CGR tiene una oportunidad estratégica de mejorar la confianza en el gobierno y su agilidad estratégica, potenciando su capacidad de respuesta y eficacia en un entorno político complejo y dinámico, ya que le permite posicionarse como un órgano aliado de la ciudadanía en respuesta a sus demandas.

Resaltó también que la Contraloría está desarrollando un modelo de auditorías de desempeño, las que comenzarán a implementarse en su fase piloto el segundo semestre del 2014.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon