Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oposición presenta nuevo informe para dotar de derechos a organizaciones de trabajadores

logotipo de Pulso Pulso 20-09-2016 Juan Pablo Palacios

“El Tribunal Constitucional (TC) fue claro y categórico en señalar, ya en dos oportunidades a propósito del control constitucional de esta nueva ley, que el derecho a negociar colectivamente pertenece a los trabajadores, independiente de la forma en que estos se agrupen, bien sea como sindicatos o grupos negociadores, y que no se admiten discriminaciones entre ambas formas de organización”. Así comienza un nuevo documento que elaboró Chile Vamos en el que plantea fijar el sentido y alcance de la sentencia del TC sobre las materias del proyecto que serán objeto de integración e interpretación por parte de la Dirección del Trabajo (DT) y los tribunales de justicia en la aplicación de la Reforma Laboral.

El informe que fue redactado por el abogado y asesor legislativo de Libertad y Desarrollo (LyD) recuerda que la iniciativa fue promulgada con una serie de vacíos legales e inconsistencias en relación con la sentencia que declaró inconstitucional la primacía de los sindicatos.

Con esa ofensiva se busca reconocer la igualdad jurídica de sindicatos y grupos negociadores para negociar colectivamente.

Cabe indicar que la idea de la oposición era publicar el documento a través de una carta en los medios de comunicación con la firma de otros abogados laboralistas y constitucionalistas. Sin embargo, dicha opción no prosperó, siendo sólo socializado el texto al interior de Chile Vamos. 

Sentido y alcance

Para avanzar hacia una correcta interpretación de la ley, el informe recalca que sindicatos y grupos negociadores son organizaciones igualmente legítimas para representar los intereses de los trabajadores en un proceso de negociación colectiva, pudiendo cohabitar en una empresa e incluso negociar paralelamente.

En ese sentido, enfatiza que cada vez que la letra de la ley haga referencia a “organizaciones sindicales” en materia de negociación colectiva deberá entenderse en su sentido amplio, esto es como “organización de trabajadores”, comprendiendo, por ende, “a los grupos negociadores, quienes son una manifestación de la libertad de asociación, por lo que no es preciso que estén regulados para ser una forma de agrupación amparada por el ordenamiento jurídico”.

También menciona que todo grupo negociador podrá optar por negociar bajo las reglas de la negociación colectiva reglada (incluye fuero de trabajadores y derecho a huelga) o bajo las disposiciones de la negociación no reglada.  

Y en caso que el grupo opte por negociar de manera reglada, “y haciendo una interpretación sistemática del proyecto, es preciso que previamente fije con su empleador o con los organismos pertinentes, según sea el caso, los servicios mínimos y los equipos de emergencia frente a posibles paralizaciones producto de una huelga”, añade el texto interpretativo.

Concluye que tanto a sindicatos como a grupos negociadores se le aplican las mismas normas en cuanto a la presentación del proyecto de contrato colectivo, mediación, derecho a huelga, servicios mínimos, arbitraje, prácticas antisindicales y desleales.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon