Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Parlamentarios prevén complejo debate en partida de Salud por alta deuda hospitalaria

logotipo de Pulso Pulso 14-09-2016 Lucy Aravena L.

Complejo es el panorama que se anticipa para la discusión entre el Ejecutivo y el Parlamento en torno a la partida de Salud en el marco de la Ley de Presupuestos 2017.

Como antecedente está la exposición del lunes pasado de la ministra de Salud, Carmen Castillo y la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, ante la Tercera Subcomisión Especial Mixta de Presupuestos. En esa oportunidad admitieron que a pesar de recibir en marzo una inyección extraordinaria de recursos -$131 mil millones - por parte de Hacienda para disminuir la deuda hospitalaria (ver gráfico), el endeudamiento del sistema ha retornado a niveles previos a este aporte en torno a los $220 millones. 

Justamente es en ese aspecto que los parlamentarios prevén uno de los más álgidos temas del debate presupuestario para la cartera. “Creo que esta va a ser la discusión más compleja del Ministerio de Hacienda, porque primero, no podemos seguir con el nivel de endeudamiento hospitalario que tenemos; segundo, no queriendo sincerar efectivamente cuál es el costo real operacional de los hospitales; y más aún teniendo presente que probablemente tengamos en lo que resta de este año y el próximo una migración importante de gente que cotiza en isapres a Fonasa producto de que perdió su empleo o que en uno nuevo gana menos que antes”, afirmó el miembro de la Tercera Subcomisión Especial Mixta de Presupuestos, senador independiente, Pedro Araya. 

Hecho no menor si se considera que ya el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, revelara que Salud junto a Educación y Seguridad Pública serán las partidas que tomarán mayor relevancia para la construcción del erario fiscal el próximo año. 

Sinceramiento

Tanto la ministra de Salud como la subsecretaria de Redes Asistenciales explicaron el lunes a la instancia que la mantención de un alto nivel de deuda hospitalaria tiene una raíz estructural debido a que los reales costos operacionales de los hospitales superan lo presupuestado; y asimismo las prestaciones se ubican persistentemente por sobre el arancel Fonasa previsto. 

De ahí que los parlamentarios enfaticen en la necesidad de que los recursos que disponga Hacienda incorpore los reales valores de costos operacionales, incluyendo precios de prestaciones e insumos, que tienen los hospitales.

En esa línea, el también integrante de la Subcomisión, senador RN José García, aseveró que “en materia de deuda hospitalaria hay que mirar mucho la estructura de costos de las prestaciones médicas, porque da la impresión que Fonasa no está pagando lo que las prestaciones médicas cuestan y por lo tanto, por cada prestación médica los hospitales se van endeudando. Entonces, es un problema estructural que debiéramos, no digo de un año para otro, pero paulatinamente ir resolviendo”.

Mientras, el otro miembro de la Subcomisión, diputado UDI, Patricio Melero, enfatizó “el Gobierno con demasiado facilidad dice esto es estructural y vamos gastando. Y nadie ha estudiado realmente cuánto de ese aumento (de la deuda hospitalaria) es explicado por un tema estructural asociado a los valores arancelarios, y cuánto es producto de mala gestión. Entonces, nosotros queremos una explicación más detallada que pueda separar lo qué es gestión de lo qué estructural. Y si es estructural, blanquearlo y establecerlo en el Presupuesto 2017, porque lo que no puede ser es que el Minsal haga un presupuesto que de antemano se sabe que no es real , porque va a implicar inyecciones cada año para enfrentar la deuda (...) Ese sinceramiento tiene que hacerlo Hacienda, pero con el compromiso de Salud de cumplimiento de metas”.

Otro tema en que coincidieron los parlamentarios fue en focalizar los recursos para reducir las listas de espera del sistema público. “Mi impresión que lo más complejo de resolver en el presupuesto de salud este año va a ser como abordamos la deuda hospitalaria y las listas de espera”, sostuvo Araya. 

A lo que Melero añadió “Es algo que no puede seguir ocurriendo y hay que tomar todas las medidas para que las listas de espera Auge y no Auge se acorten. En glosas presupuestarias que se pongan metas realistas para reducirlas”. 

Inversión

Tema aparte serán los recursos que se destinen a inversión en la partida de salud considerando que este año se dispusieron a este ítem $497.824 millones, de los cuales se había gastado un 20,9% a julio.

Para García “el próximo año van a haber importantes recursos de inversión en salud, a lo menos igual que este año”.

Según explicó: “si el Minsal logra efectivamente tener buen número de proyectos de inversión en ejecución a diciembre, significaría que la ejecución del próximo año sería más fácil y por lo tanto, debería incluso necesitar más recursos que lo que están previsto en el Presupuesto 2016 debido a que la construcción de hospitales es algo de largo aliento que dura al menos tres años”.

Asimismo, Araya consideró que lo relacionado con infraestructura hospitalaria “son recursos que deben estar comprometidos en la Ley independiente que se discutan en distintos años presupuestarios. Si un hospital va a costar $40 mil millones que se proyecte el flujo de pago conforme a lo que se demore la construcción”. 

“Nosotros como parlamentarios vamos a cuidar cada peso, no vamos a permitir que se postergue ninguna obra hospitalaria, ningún centro de salud que pudiendo ser ejecutado en 2017 porque no hay plata”, sentenció García.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon