Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Parlamento griego inicia cuatro meses de vacaciones y destaca fuerte polémica

logotipo de Pulso Pulso 04-06-2014 EFE

El Parlamento de Grecia decretó este miércoles el fin de sus sesiones y el inicio de unas vacaciones estivales de cuatro meses, algo que desató una grave polémica ya que el país se enfrenta a cruciales decisiones y debates en los próximos meses.

Hasta el próximo octubre, el hemiciclo permanecerá inactivo durante cuatro semanas, y en los otros tres meses trabajará sólo con un tercio de sus diputados, que lo harán de forma rotatoria.

El principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, puso el grito en el cielo ya que hay "asuntos muy importantes" que deben decidirse.
 
Entre ellos, según el portavoz izquierdista Nikos Vutsis, se hallan las peticiones de la Justicia de levantar la inmunidad parlamentaria a diputados implicados en 120 procesos judiciales, algo que no puede hacerse sino está presente todo el pleno de la cámara.

Además están pendientes dos controvertidos proyectos legislativos -la nueva ley de costas y la ley antirracista-, así como el debate de los líderes políticos para tratar la renegociación de la deuda, que los socios europeos de Grecia pretenden discutir a mediados de septiembre.

"El año pasado el Parlamento interrumpió sus sesiones mucho más tarde. En 2012 no las interrumpió ni un solo día. El cierre tan pronto es un escándalo porque, además, este año el periodo parlamentario fue más corto debido a los 15 días de vacaciones de Pascua y a otros 15 días de interrupción por las elecciones europeas", explicó Vutsis.

Terence Quick, portavoz del grupo parlamentario del partido derechista Griegos Independientes, también se quejó de la interrupción de la actividad parlamentaria en un momento en que "los acreedores están hablando de la necesidad de nuevos préstamos y se han anunciado reducciones de las pensiones suplementarias".

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, aseguró esta semana que Grecia podría necesitar un nuevo rescate de unos 10.000 millones de euros en los próximos años, opinión que también dijo compartir el actual presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon