Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Parte carrera por decanato de la Facultad de Economía de la UC

logotipo de Pulso Pulso 02-09-2016 M. Leiva y R. Cárdenas

Una tensión natural a juicio de los incumbentes atraviesa las oficinas de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (Facea) de la Universidad Católica durante estos días, considerando que en unos meses más deberían estar eligiendo el decano para los próximos tres años.

Si bien en el proceso no hay elección de voto a voto sino que un comité de búsqueda selecciona al futuro cargo, hay dos almas que se están posicionando para enfrentar este período. Según fuentes conocedoras, la diferencia radica en los contenidos que deberían primar en la ruta de navegación del nuevo decano, que por casualidad también los divide por grupos etarios.

Uno, donde se ubicarían los académicos más jóvenes, desean un enfoque mucho más centrado en la investigación de punta, imitando los modelos de las universidades donde varios de ellos han cursado sus doctorados como MIT o Harvard. “Quieren estar en la primera división porque ven que muchos de sus compañeros están en el top, pero acá, desde Chile estamos a años luz de eso”, indica una fuente cercana, recordando además que esas escuelas se destacan en postgrado y en la UC hay un trabajo, no menor, de pregrado. 

El otro grupo, donde estarían los más senior están más preocupados por el pregrado, por la calidad de la enseñanza que implica el desafío de que ingresen 180 alumnos nuevos, por la inserción de la facultad en las discusiones públicas. Incluso se recuerda que tienen una especie de deber por el hecho de ser una universidad católica por lo cual parte de su investigación debe ser enfocada a las políticas públicas que se discuten en el país y no sólo mirar la alta academia.

“Se da una tensión natural, la verdad es que el tema es la velocidad para cumplir las metas. Los primeros aspiran a que se impongan altos estándares en investigación y que quienes no lo cumplan busquen otro lugar de trabajo. Otros son partidarios del mismo destino, pero en forma más gradual”, observa un académico.

Los buscadores

El comité de búsqueda está compuesto por ocho miembros: dos profesores del Instituto de Economía, dos de la Escuela de Administración, dos representantes del consejo directivo, la secretaria académica (sin derecho a voto) y un representante del rector, que es el que preside la instancia. Cabe recalcar que en este comité los cuatro profesores de la facultad representan ambos lados en fricción.

Los integrantes del comité deberían estar definidos antes del 14 de septiembre, con lo cual tendrán dos meses para realizar el proceso, ya que el decreto que nombró a José Miguel Sánchez como decano expira a mediados de noviembre. Una vez definidos sus miembros, la instancia se reunirá regularmente para escuchar a los miembros de la comunidad académica (profesores, alumnos y administrativos), los cuales plantearán sus opiniones sobre lo que esperan de la facultad en los próximos tres años, sus desafíos y quién podría ser la persona más idónea para encabezarla. 

El actual decano -que recalca no se está candidateando, anticipa que en el próximo trienio “la facultad tiene que seguir adelante con su propósito de ser el principal referente a nivel latinoamericano en economía y administración. Es una labor permanente que partió con Rosende y que hemos continuado. Eso significa seguir produciendo investigación de primer nivel. Significa seguir atrayendo a los profesores y a los estudiantes más talentosos que quieran realmente aprender”.

Además, Sánchez plantea que se debe continuar con el plan de desarrollo elaborado a fines de 2015 y está ya vigente, lo que implica crecimiento en muchos aspectos en la facultad, como aumento de la planta académica, la ampliación del edificio y acomodar el crecimiento de estudiantes.

En esta dualidad, reconocen los profesores, el actual decano se ha movido bastante bien, porque en este período ha impulsado la investigación en el ala de Administración que iba detrás de Economía, ha llevado varios profesores visitantes de primer nivel, algunos de los cuales incluso se han quedado considerando que también habrá que aumentar la planta docente para atender a más de 2.000 alumnos de pregrado a partir del próximo año. 

“Tiene liderazgo, es muy dialogante y conversa y entiende a los dos grupos. Probablemente seguirá contando con el apoyo de la Casa Central y de los profesores”, indica un profesor.

Otro punto a favor es que nuevamente esta facultad lidera el ranking QS de escuelas de economía en la región. “Es muy probable que continúe el decano al menos por un período más porque él empezó con los cambios en infraestructura, en la malla curricular. Creo que daría tranquilidad”, acota otro académico de la faucltad. 

Y hasta hora, reconocen los entrevistados no hay otro nombre en carrera o, al menos nadie se ha acercado explícitamente a expresar sus intenciones de asumir este desafío.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon