Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Partido alemán antiinmigrantes derrota a facción de canciller Merkel en su propio estado

logotipo de Pulso Pulso 04-09-2016 Reuters

Los demócrata cristianos conservadores (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, obtuvieron el tercer lugar en una elección estatal el domingo detrás de los social demócratas (SPD) de centroizquierda y del partido antiinmigrante Alternativa para Alemania (AfD).

En una punzante derrota para Merkel a un año de las elecciones federales, el AfD ganó un 21,4%de los votos en su primera elección en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental con una fuerte campaña contra la política de la canciller respecto a los refugiados.

© PULSO

"Esto no es bueno para nosotros", dijo en una entrevista con ZDF TV Michael Grosse-Groehmer, uno de los principales asesores de Merkel en el Parlamento en Berlín. "Los que votaron por el AfD estaban enviando un mensaje de protesta", agregó.

La elección tuvo lugar exactamente un año después de la decisión de Merkel de abrir las fronteras de Alemania a cientos de miles de refugiados y el descontento en el estado era palpable.

"Esto es una cachetada en la cara para Merkel, no sólo en Berlín, sino también en su estado natal", comentó Frauke Petry, una de las líderes del AfD.

"Los votantes hicieron una declaración inequívoca contra las desastrosas políticas de inmigración de Merkel. Esto la pone en su lugar", agregó.

El SPD, que ha gobernado el estado rural de la costa báltica con el CDU como socio minoritario de coalición desde 2006, obtuvo un 30,2% de los votos, menos que el 35,6% de las elecciones en 2011.

El CDU obtuvo un 19,8%, menos que el 23% de 2011 y su peor resultado histórico en el estado.

Pese a perder respaldo, el SPD (24 escaños) y el CDU (16 escaños) ganaron suficientes puestos como para continuar con su coalición en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, con el AfD como el segundo mayor bloque en la asamblea estatal de 71 escaños, con 18 bancas.

Los votantes ya habían castigado a Merkel en tres elecciones estatales en marzo, cuando optaron en gran número por el AfD y rechazaron a los demócrata cristianos de la canciller.

El AfD, fundado en 2013, ahora ya ha ganado escaños en nueve de las 16 asambleas estatales de Alemania. Sin embargo, no tiene posibilidades de gobernar en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, pues los otros partidos han dicho que no formarán coalición con esa facción.

Un sondeo publicado el domingo mostró que el AfD también avanza a nivel nacional. Si las elecciones nacionales fueran la próxima semana, el AfD obtendría un 12% de los votos, lo que lo convertiría en el tercer partido más grande de Alemania, según un sondeo realizado por el instituto Emnid para el diario Bild y publicado el domingo.    


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon