Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Patricio Melero: "Piñera sabe que la UDI fue más colaboradora y cercana a su Gobierno que lo que fue RN"

logotipo de Pulso Pulso 02-09-2016 Natalia Olivares

Un nuevo Consejo Directivo Ampliado vivirá mañana la UDI. Pese a ser una instancia meramente consultiva, la atención estará puesta en las definiciones y plazos que se imponga la UDI para resolver su abanderado presidencial, itinerario que a juicio del diputado y ex timonel UDI Patricio Melero debe zanjarse inmediatamente tras las municipales. 

Tuvo a su cargo el proceso municipal de 2012, ¿qué se juega la UDI en octubre?

-Demostrar que pese a todos los golpes que hemos recibido y los errores que hemos cometido, la UDI está parada y bien parada. Que para sorpresa de unos y alegría de otros, vamos a tener un resultado en la elección de concejales que nos va a situar sin duda entre los tres partidos de mayor votación. En una elección en que por segunda vez se vota con voto voluntario, la UDI debiera recuperar alcaldías  como La Reina, Recoleta, Maipú y Pudahuel. También conquistar capitales regionales importantes como Arica y Concepción, además de mantener las que ya tenemos.

¿En estas elecciones la UDI será castigada por los casos de financiamiento irregular?

-Creo que la noticia de la elección municipal es que no va a votar más de un 35% de los chilenos y eso es algo que nos va a afectar a nosotros y a todo el espectro político. Se va a generar una presión por volver al voto obligatorio, y espero que eso no prospere. Soy de la idea que hay que facilitar más que obligar. El castigo, entre comillas, por financiamiento irregular no va a ser específico, sino transversal.

Dijo que levantar una candidatura testimonial sería “el peor error” que podría cometer la UDI. ¿Lo sigue pensando?

-La UDI tiene que poner su énfasis en la misión que quiere cumplir en el devenir político de Chile. Y nuestra misión se cumple con o sin candidato presidencial propio, militante. Obviamente que vamos a tener un candidato, que vamos a respaldar, pero creo que lo primero es el sentido de nuestra misión y como reponemos una cultura política de acuerdos, de entendimiento, que permitan mejorar a un país alicaído. Esa definición es anterior al nombre del candidato, y el nombre tiene que ser resuelto el próximo año y establecerse muy claramente un itinerario y cómo se llega a él inmediatamente después de las municipales.

¿Hoy Piñera se puede sentir más cercano a la UDI que a su ex partido? La mesa RN parece decidida a apoyar un militante.

-El ex Presidente Piñera hoy día es independiente y sabe que la UDI fue más colaboradora y más cercana a su Gobierno que lo que fue Renovación Nacional. Y ese sentido de responsabilidad que tuvimos, de entender las dificultades de lo que significa ser Gobierno y colaborar a un buen desempeño, sin duda ayuda a la relación con él. Y también la persona de Sebastián Piñera ha evolucionado: hoy es mejor persona, mejor político y mejor conductor que lo que fue en el Gobierno pasado. Más cercano, más dialogante y más consciente de sus errores, lo que se evidencia cuando uno está con él en terreno.

¿El hecho que José Antonio Kast corra en paralelo al trabajo presidencial de Chile Vamos puede dividir a la militancia UDI?

-No veo a José Antonio Kast buscando divisiones, lo veo optando a un camino que cree legítimamente que es necesario plantear. Eso lo respeto. Pero creo que va a llegar un momento que va a ser tan fuerte el reclamo de unidad en nuestro sector como condición necesaria para llegar a La Moneda que las candidaturas que no conciten adhesión ciudadana, van a ir quedando bastante relegadas. 

¿Fue apresurado que diputados UDI salieran inmediatamente tras la CEP a alinearse tras Piñera y relativizar las primarias?

-No fue una posición de bancada, fueron algunos. Proclamar hoy día a Piñera le haría un flaco favor y adelanta un camino que la UDI aún no ha trazado.

¿Es posible hoy por hoy proclamar a un candidato sin medirse en primarias?

-Es posible pero no lo creo conveniente. Al final una primaria también ayuda a perfilar bien una candidatura. Salvo que sea tan claro y evidente que el candidato es uno y no otro -como fue la experiencia de 1999 de Joaquín Lavín frente a Piñera, o como lo fue para la UDI el 2008 cuando proclamamos a Piñera antes que todos- de manera tal que la primaria es un buen camino si es que hay competitividad real. Es un camino deseable porque quien la gane emerge sin cuestionamientos.

De cara a las elecciones internas de noviembre, asoman como posibles aspirantes Jacqueline Van Rysselberghe y los diputados Felipe Ward y Jaime Bellolio. ¿Cree la aspiración de estos últimos es síntoma de división en  la “renovación” UDI?

-Lo triste sería que tuviéramos una sola opción. El que tengamos hoy precandidatos a la presidencia y un conjunto de personas que lo apoyan demuestra que la UDI es un partido vital. Creo que los tres candidatos tienen que hacer un esfuerzo por conocer más la UDI, viajar a todas las regiones del país, conversar más con los militantes más aún que ahora que va a debutar “un militante un voto”.

 ¿Militantes históricos con usted, Juan Antonio Coloma o el propio Hernán Larraín deben dejar la primera línea tras esas elecciones?

-Tiene que haber renovación en la UDI, pero esa renovación no significa exclusión de quienes tenemos una trayectoria más larga. La renovación conlleva un reconocimiento al trabajo que efectuamos quienes condujimos el partido antes y prescindir de eso es no entender que se requiere de todos. La cara más visible de la UDI siento yo que tiene que ser una expresión de una renovación también.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon