Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Paulmann prepaga US$250 millones a fondo y negocia plazos con bancos

logotipo de Pulso Pulso 18-08-2016 Maximiliano Villena

Con deudas que superan los US$1.000 millones radicadas en Quinchamalí, la venta del 6% de Cencosud generó un alivio no menor en los balances de las sociedades matrices de Horst Paulmann. Fueron US$460 millones los recaudados en el remate de las acciones, recursos que fueron destinados al prepago de deuda en distintos porcentajes a sus acreedores.

El viernes pasado el empresario adelantó las obligaciones que mantenía con el fondo Deuda Directa de BTG Pactual, desembolsando US$250 millones y causando la sorpresa entre algunos de los inversionistas, quienes pocas semanas antes habían aprobado modificaciones relevantes del instrumento.

Del total pagado por Paulmann, US$125 millones van contra los dineros entregados por los aportantes y otros US$125 millones contra el préstamo por US$200 millones que el fondo había suscrito con CorpBanca.

Los otros US$210 millones obtenidos de la venta de acciones se ha desembolsado parcialmente a otros acreedores.

En julio pasado los aportantes del fondo habían aprobado una ampliación de dos años del instrumento -que originalmente tenía por vencimiento 2018-, con lo que también se extendía el plazo del crédito del empresario. Tras el pago por adelantado, se mantiene la fecha aprobada en esa instancia, es decir para 2020.

En esa línea, Quinchamalí está en conversaciones con los bancos para lograr también una extensión similar con ellos y así bajar su carga financiera.

Paulmann debía cerca de US$1.300 millones y con la venta del paquete de acciones logró reducirla a US$900 millones. No obstante, se ha comprometido con sus acreedores a bajar el monto en US$300 millones más en un plazo de 2 años.

Con un patrimonio de US$3.600 millones y una deuda de US$900 millones, el empresario logró reducir su leverage a 0,7 veces, algo que en la industria consideran sano.

Si bien en la banca indican que “algo ha prepagado hasta ahora”, aún no ha desembolsado el total recaudado en el remate, por lo que quedan opciones abiertas.

El origen de la deuda. En 2013 BTG Pactual entregó un crédito por US$800 millones y BCI otros US$100 millones al empresario para suscribir el aumento de capital con el que financió la compra de Carrefour en Colombia (empresa por la que pagó US$2.500 millones).

Sin embargo, el año pasado el banco brasileño se vio forzado a vender la obligación: US$400 millones tomó el fondo de inversión levantado en Chile, y otra cifra similar adquirió Itaú.  

El fondo tiene como contraparte a Inversiones Quinchamalí, y como garantes están las sociedades Inversiones Latadía, e Inversiones Tano, sociedades que deben mantener acciones de Cencosud como colaterales que aseguren 1,4 veces la deuda.

En este contexto, el controlador de Cencosud anunció la venta de 5% de la compañía, con lo que se esperaba recaudar US$400 millones. Sin embargo, la demanda de US$1.500 millones por las acciones llevaron al empresario a tomar la decisión de aumentar en un 20% la oferta.

Del total de las acciones vendidas, 14.905.977 papeles fueron asignados en Estados Unidos y otros lugares fuera de Chile en forma de ADS, mientras que dentro del país fueron asignados 155.645.274 títulos en forma de acciones comunes.

El acta de la colocación de acciones también reveló que el factor prorrata fue más alto para el segmento extranjero, con un 59,918886%, seguido de institucionales locales, luego NIMS (25,426582%) y retail (11,435977%).

Uno de los factores clave a la hora de tomar la decisión de vender parte de su posición fue el castigo que la acción estaba recibiendo producto de su endeudamiento. 

A poco más de un mes de ello, el papel del retailer se transa en $1.988, un 13,6% por sobre el valor del remate, siendo además protagonista debido a sus altos montos transados.

En su momento, Banchile indicó que la operación era “positiva” pues con ella aumentaría la liquidez y el free-float de la compañía, desde un 40% a 45%. Además, agregaron que el porcentaje establecido “eliminará el riesgo de una sobreoferta de acciones”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon