Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Perú destina US$1.000 millones en tarea de prevención de desastres naturales

logotipo de Pulso Pulso 26-05-2014 EFE
© PULSO

El gobierno de Perú comenzó una serie de labores de prevención para afrontar un posible Fenómeno del Niño en 2015, así como otros desastres naturales, con una partida de US$1.000 millones, informó hoy el ministro de Agricultura, Juan Manuel Benites.

El ministro señaló, en declaraciones a medios locales, que el Fenómeno del Niño será leve este año en Perú, pero que se deberá de esperar "hasta fines de junio para tener una evaluación de lo que pudiera ser en 2015".

El Instituto del Mar del Perú (Imarpe) monitorea la temperatura del mar desde hace varios meses y el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, informó hace una semana que el fenómeno del Niño podría ser más fuerte de lo que se había esperado y se está a la espera de los resultados de las investigaciones.
Este fenómeno climático suele presentarse en diciembre con lluvias torrenciales en la costa norte y sequía en el sur del país, y se extiende generalmente hasta febrero.

Las tareas de prevención consisten en la limpieza de ríos, drenes y algunas quebradas en las regiones costeñas de Piura, Lambayeque, Tumbes y La Libertad, en el norte del país, explicó Benites.

Agregó que la limpieza de los ríos se hará en tramos largos, reforzando las defensas ribereñas, lo que implica obras de enrocado, espigones y muros de contención para evitar los desbordes.

Benites explicó que el gobierno peruano destinó, mediante una ley, "más de US$1.071 millones de dólares) para ejecutar acciones y proyectos de inversión pública con el fin de prevenir y mitigar los factores de riesgo de desastres naturales", así como para la adecuada preparación y respuesta ante situaciones de emergencia.

Los gobiernos regionales y locales aportarán con un presupuesto de US$146 millones.
"Para el gobierno es prioritaria la celeridad en la ejecución de las iniciativas para prevenir El Niño", añadió Benites sobre el plan de prevención que debe culminar en noviembre próximo.

El sector agrario es el más afectado con estos fenómenos climáticos, porque los desbordes de ríos inundan hectáreas de terrenos y dañan los cultivos.

Benites añadió que también se ha previsto un fondo de contingencia de US$100 millones para atender las emergencias después de producidas.

"No es solo para cultivos, es un fondo contingente para un desastre o un daño imprevisto. Entonces, se puede reponer con alguna facilidad una carretera, cultivos o daños en las ciudades", explicó.

El último Fenómeno del Niño severo en Perú ocurrió en 1998, cuando dejó millonarias pérdidas materiales en infraestructura, agricultura, salud y pesca.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon