Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pese a menor crecimiento, expertos no ven que Banco Central baje en 50pb la TPM en 2016

logotipo de Pulso Pulso 06-09-2016 Carlos Alonso

El ex presidente del Banco Central, José de Gregorio señaló que ante la debilidad por la cual atraviesa la economía chilena, el Banco Central debiera actuar bajando la  Tasa de Política Monetaria (TPM) en dos oportunidades este año, y con ello ayudar a acelerar la actividad. Esta visión sería respaldada por la magra cifra del Imacec de julio de 0,5%, sin embargo, dicha visión aún no es compartida por el resto de los agentes del mercado, ya que los más expansivos apuestan por un recorte de la TPM a fines de este año y otra a principios del próximo. Esa es la visión que tiene BBVA, quienes prevén que la tasa debería ubicarse en 3,25% en diciembre y en 3% en marzo de 2017. Ahora bien, en su escenario de riesgo si se materializa una recesión técnica ven factible una ajuste de mayor magnitud en la política monetaria.

Antonio Moncado, economista de BCI subrayó que “los niveles de expansividad de la política monetaria parecen no ser suficientes para estimular la economía. Y ahí se abre un debate sobre si la política monetaria esta jugado un rol de estabilizador de la economía”. No obstante, acotó que “por el momento vemos una mantención prolongada hasta que veamos una incidencia mayor de la actividad sobre los precios”. Miguel Ricaurte, economista jefe de Itaú sostuvo que “es cierto que el bajo crecimiento le da argumentos al Central para bajar la tasa, sin embargo, la inflación terminaría este año todavía sobre la meta de 3% (3,5% de acuerdo a nuestras estimaciones), por lo que sería muy aventurado para el ente rector realizar un recorte de tasa antes de fin de año”.

Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados aseveró que “el problema que tiene la economía chilena no es monetario, por lo tanto, si bien es cierto que la inflación viene bajando y que se abren holguras de capacidad dando espacio para que se reduzca la tasa de interés, se le está dando una responsabilidad al BC que no le corresponde”.  Mientras que Felipe Alarcón, economista de Euroamerica apuntó que “si estuviésemos en una economía cerrada habría que bajar la tasa, ya que la inflación está estabilizada y las brechas de capacidad en aumento, pero está lo que pueda hacer la Reserva Federal (Fed) y sus consecuencias en el dólar y por ende en los precios internos”. Las tasas swap -instrumentos financieros- esperan un recorte de la TPM en marzo de 2017.

Inflación y dólar

Una de los argumentos detrás de la posibilidad de un recorte de la TPM, está que la inflación ha ido cediendo. Es más, las expectativa para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de agosto es de 0,1% a 0,2%, por lo que de materializarse dicha proyección que se conoce el jueves, la inflación en 12 meses se ubicará entre 3,4% y 3,5%. A esto se suma la baja persistente que ha mostrado el dólar, el cual pasó de cotizarse sobre los $700 en enero de 2016 a un valor en torno a los $670. El dólar subió 0,25% ayer hasta los $673,6.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon