Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pese a menor crecimiento, pobreza y desigualdad bajan. Gobierno lo atribuye a reformas

logotipo de Pulso Pulso 23-09-2016 Juan Pablo Palacios

Pese a que se había esbozado que los resultados estarían en octubre, antes de las elecciones municipales, debido a que había información que estaba siendo trabajada por la Cepal y la Universidad de Oxford, el Ministerio de Desarrollo Social (MDS) sorprendió ayer al dar a conocer las cifras de la Casen 2015, donde se informó que la pobreza disminuyó respecto a la medición de 2013.

Así, el ministro de MDS Marcos Barraza y la subsecretaria de Evaluación Social, Heidi Berner, informaron que el número de personas que vive en situación de pobreza por ingresos se redujo en 2,7 puntos porcentuales, cayendo de un 14,4% a 11,7%. La pobreza multidimensional, en tanto, bajó de 20,4% a 19,1% (considerando ítemes como educación, vivienda, trabajo y seguridad social), pero al incluir entorno y redes en la medición de 2015, el porcentaje de personas en situación de pobreza multidimensional fue de 20,9%. En ese último ítem las preguntas abordaron carencias en: apoyo y participación social, en trato igualitario y seguridad. También se consideró el entorno en que se localizan las viviendas consultadas y qué redes de apoyo disponen.

Desde Libertad y Desarrollo (LyD) y la Fundación para la Superación de la Pobreza precisaron que la incorporación del quinto pilar de redes y cohesión social lleva a que los resultados no sean comparables.

De acuerdo a la Casen, la población que está en situación de pobreza por ingresos (no extrema) equivale a 1.426.510 personas. En tanto, los hogares en situación de pobreza por ingresos asciende a 567.638. 

Asimismo, las autoridades informaron que la pobreza extrema por ingresos disminuyó de 4,5% a 3,5% (619.894 personas). 

Señalaron que aunque la desigualdad -medida a través del coeficiente de Gini- tuvo una disminución moderada, fue “significativa”. El Gini calculado en ingresos autónomos de los hogares se redujo de 0,504 a 0,495, y en el caso de los ingresos monetarios de los hogares disminuyó de 0,491 a 0,482.

Considerando la pobreza por ingresos por región, La Araucanía es la que tiene un mayor porcentaje de gente en esa condición (23,6%). Sin embargo, el índice cayó significativamente desde un 27,9%. La única región que experimentó un alza, sin ser significativa, fue la de Antofagasta, que pasó de un 4% a un 5,4%.

Controversias

En 2012 algunos funcionarios acusaron la manipulación de las cifras durante el gobierno de Sebastián Piñera, y en esta oportunidad parlamentarios de Chile Vamos, acusaron un retraso en la entrega de los resultados de la encuesta.También se levantaron proyecciones que hablaban de un eventual aumento en las cifras de pobreza por ingresos. 

Sin embargo, tanto en las mediciones por ingresos y multidimensional, la Casen 2015 reveló que la pobreza mantiene una tendencia a la baja.

Factores que incidieron

El ministro Barraza señaló que los presentes resultados “reflejan que hay menos familias que están en situación de pobreza por ingresos, y también por multidimensional. Es una buena noticia para la población, porque significa que las políticas públicas desplegadas por el Gobierno tienen efectividad y son tangibles desde el punto de vista de la calidad de las familias, pero ciertamente debemos persistir en esas políticas con enfoque de derecho de modo tal que el bienestar y el progreso llegue a todas las familias del país”.

Frente a la resiliencia que habrían mostrado las cifras ante la desaceleración económica, Barraza indicó que: “los datos no se pueden medir en función de coyunturas, tiene que hacerlo en función de tendencias en el tiempo. Esa trayectoria indica, de acuerdo al momento en que se midió (2 de noviembre 2015 y 31 de enero 2016) cuando captura una realidad donde tampoco tenemos una disminución del empleo. Son datos duros que no son volátiles, se mantienen en el tiempo”. 

Asimismo, aseguró que las cifras van en línea con una buena implementación de las políticas públicas impulsadas por el gobierno de Michelle Bachelet. “Hay un reflejo de la efectividad de las políticas públicas (...) Esto en buena medida, refleja o son indicios que las reformas propuestas, que aún no están en régimen (Tributaria, Laboral y Educacional), apuntan precisamente a disminuir la pobreza y la desigualdad”, dijo el secretario de Estado.

Barraza va más allá y dice que los resultados permiten proyectar que “cuando las reformas propuestas por nuestro gobierno estén en pleno régimen la desigualdad va a haber disminuido. Probablemente siga existiendo desigualdad, pero va a disminuir mucho más de lo que en este período hemos logrado constatar”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon