Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piñera, Insulza y Aylwin analizan desafíos post Gobierno de Bachelet

logotipo de Pulso Pulso 01-12-2016 Pulso

El panel titulado “Tres visiones para el futuro de Chile”, proyectó los desafíos de una futura administración, el actual escenario de desconfianza -Insulza y Aylwin también cuestionaron al mundo empresarial-y dieron propuestas para revertir la actual situación económica.

El ex Presidente Sebastián Piñera fue el primero en abrir los fuegos, aunque a esas alturas ya la Presidenta Michelle Bachelet se había retirado de Casapiedra. No dudó en calificar el actual Gobierno como un “tropiezo”, incluso comparando al país con el atleta Usain Bolt, que pese a sus caídas logró récords mundiales en surubro.

Más allá de sus reiteradas críticas al “rumbo” de la actual administración y las reformas en curso, Piñera hizo hincapié en las prioridades de La Moneda, cuestionando “las fuerzas que han tomado los grupos de presión en la conducción y fijación de las prioridades y politícas publicas”. A su juicio, esto se refleja en que La Moneda atienda las demandas “de la Confech por sobre el Sename”.

Asimismo, definió como ejes conceptos como “libertad”, “progreso”, “más y mejores oportunidades” y “justicia”, con un llamado a “diferenciar lo público de lo estatal”. Y respecto a las deudas en materia económica, dijo que Chile “tiene que más que duplicar su tasa de crecimiento, incluso superar a Perú”, lo que desató aplausos en el público presente.

Luego vendría el turno de la ex ministra Mariana Aylwin, quien advirtió el riesgo de “sucumbir a respuestas populistas o recetas trasnochadas”. Y disparó: “Lo mismo pasa con los empresarios, cuando sólo se busca maximizar ganancias de cualquier manera”.

Eso sí, al igual que Piñera también tuvo cuestionamientos para las reformas y, con un comentario que sacó aplausos, apuntó a Bachelet: “Comparto con la Presidenta que no se trata de volver a las reformas de los 90’ o del 2000, que este es un tiempo muy distinto, pero tampoco se trata de volver a las reformas de los 60’ o los 70’”.

Cerrando el panel el ex agente chileno ante La Haya y hoy presidenciable PS, José Miguel Insulza, calificó el actual bajo crecimiento económico como un “obstáculo”, pero aseguró que Chile no ha “perdido el rumbo”. De ahí que llamara a una “nueva alianza público-privada” ya que “todo proyecto político, por progresista y exitoso que haya sido, ingresa en fase de rendimientos decrecientes hasta que se agota”. Respecto al empresariado, Insulza dijo que ante un escenario de convulsión el sector “pierde la interlocución con el mundo de los trabajadores quedando expuesto al eventual asalto del populismo”. También hizo una autocrítica respecto al mundo político ya que se ha prometido “a los chilenos vivir como nórdicos con la cuarta parte de recursos para hacerlo”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon