Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piñera y carrera presidencial: "La gente tiende a pensar que conoce mejor mi cabeza que yo mismo"

logotipo de Pulso Pulso 28-11-2016 Jonás Preller y Jorge Arellano

No cede. No importa las veces que se le pregunta ni en la manera que se le haga. El ex Presidente Piñera no sale de su discurso respecto de que aún no define una eventual nueva carrera presidencial.

Hoy dos ex Presidentes suenan como precandidatos: Ricardo Lagos y usted, ¿cuáles son sus principales diferencias?

- Yo tengo respeto y aprecio por el ex Presidente Lagos y a veces los candidatos piensan que lo único que tienen que hacer es destruirse unos con otros, descalificarse, por lo tanto yo no voy a caer en la tentación de un ring de box, y empezar a pegarle a todo el que se pone por el frente. Me dio vergüenza la última campaña presidencial de EEUU, la democracia más grande, más importante, más antigua del mundo si nos olvidamos de los griegos, en que debió haber dado ejemplo, y fue una campaña absolutamente baja, pequeña, oscura, que mostró la miseria y lo peor de los candidatos. Por lo tanto, yo voy a decir que tengo grandes diferencias con el ex Presidente Lagos, y son conocidas, y las hemos dado a conocer, a lo largo de nuestras vidas. Pero sí puedo decir que tengo grandes ventajas sobre el Presidente Lagos: soy más joven, tengo más pelo, soy más deportista, etc.  

Más competitivo parece...

- La competencia en política es de la esencia, al fin y al cabo, hay muchos que quieren ser Presidente de Chile, pero hay un solo cargo, por tanto, compiten, lo importante es cómo compiten, haciéndose zancadillas o compiten presentando sus ideas, sus proyectos, sus propuestas. Siempre he creído que para subir en las encuestas no es necesario andar descalificando a todo lo demás.

Recogiendo lo que dice,  ¿qué le pasa cuando en una entrevista de TV Lagos se emociona por el costo familiar que ha tenido esta precandidatura?

- Lo comprendo muy bien. Uno no está solo, está todo una familia detrás. Mi mujer, sufre mucho con esta política miserable que a veces se establece en nuestro país. Por lo tanto, cuando vi al Presidente Lagos me sentí muy interpretado.

¿José Miguel Insulza  va a complicar al ex Presidente Lagos?

- Dejémoslos a ellos arreglar sus propios problemas. No me pida a mí sumarse a eso. Pero por sobre todo reitero que mi firme voluntad es que la campaña presidencial inspire y ennoblezca el alma de Chile y no la hunda más en el pantano del descrédito y del desprestigio. Lo importante es por qué queremos ganar la presidencia, para qué  queremos ganar la presidencia, cuál es nuestra misión, nuestra responsabilidad con Chile y los chilenos.

Ignacio Walker afirmó que en Alejandro Guillier era posible ver el germen del populismo. ¿Comparte este diagnóstico?

- No quiero entrar al terreno de las calificaciones, pero sí al terreno de los conceptos: la demagogia y el populismo son un peligro permanente en este país, especialmente hoy que Chile está desconcertado, que los liderazgos no están claros. Desde ese punto de vista el panorama del país está muy difícil; no está creciendo, la inversión está cayendo, el déficit fiscal subiendo, la deuda pública se ha duplicado. Tenemos una cultura en que no se respeta el Estado de derecho. Estamos cayendo por un camino muy equivocado, donde grupos minoritarios piensan que sus derechos son los únicos. Yo, por ejemplo, empatizo mucho más con las carencias y derechos de nuestros niños del Sename, que con las exigencias de la Confech. Sin embargo, los niños no marchan, no protestan, no gritan, pero están muy presentes en neutras prioridades. Lo mismo que con los adultos mayores. Sin duda tenemos un grave problema con las pensiones y tenemos que enfrentarlo ahora.  

¿Qué le parece el retorno de Carlos Larraín a la primera línea de Renovación Nacional? Algunos ven que podría ser un freno a una eventual candidatura suya…

- No lo veo de esa manera. Yo sí creo que Chile Vamos se ha ido organizando, ha actuado con unidad, ha logrado enfrentar una elección municipal muy exitosa, ha logrado deponer esas luchas fratricidas que teníamos en nuestro sector, que era una enfermedad crónica de la centro derecha. 

¿No cree que será el generalísimo de Ossandón dentro del partido?

- No lo siento así.

¿En el estado actual del país, la vocación de servicio público es la que lo llama a estar disponible a una candidatura presidencial?

© PULSO

- Yo no he tomado mi decisión. Lo he dicho una y otra vez, y la gente tiende a pensar que conoce mejor mi cabeza que yo mismo.  Le puedo decir tres cosas: que no es hoy día el momento de tomarla. Las elecciones presidenciales son en noviembre del próximo año, las primarias son en julio del próximo año si las hay. Yo no creo que sea el momento oportuno hoy. En marzo del próximo año voy a conversar con mucha gente, voy a conversar con mi mujer y mi familia. La única razón que podría llevarme a asumir un desafío presidencial es una razón de responsabilidad y compromiso con mi país.

Al revés, ¿qué podría pasar para que a usted no lo motivara ser candidato?

- No me quiero anticipar. Pregúnteme eso en el momento adecuado. Yo en marzo voy a reflexionar y tomar una decisión. Eso no significa que no esté preocupado y ocupado de lo que pasa en el país. Yo soy ex Presidente de todos los chilenos. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon