Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Presidente de Francia dice que no buscará la reelección en 2017

logotipo de Pulso Pulso 01-12-2016 Reuters

El presidente francés Francois Hollande dijo este jueves que no buscaría un segundo periodo presidencial en las elecciones del próximo año. La decisión, además de sorprender por su falta de precedentes –es la primera vez en décadas que un mandatario en ejercicio no busca la reelección–, deja el camino abierto para otros candidatos de la izquierda.

“Estoy consciente ahora de los riesgos que acompañan el ir por un camino que no tiene suficiente apoyo, así que decidí no ser candidato en las elecciones presidenciales”, dijo el jefe de Gobierno, el mandatario menos popular desde que hay registros.

Todas las encuestas en Francia apuntan a que ni Hollande ni ningún otro candidato socialista lograría pasar de la primera ronda en los comicios. Los sondeos, de hecho, anticipan una carrera entre el candidato de la centro derecha Francois Fillon y Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha Frente Nacional.

La izquierda avanza hacia los comicios con una profunda división interna.

Otros socialistas, incluyendo el ex ministro de Economía Arnaud Montebourg, dijeron que van a participar en las primarias del partido en enero de 2017. Otro de los ex ministros de Hollande, Emmanuel Macron, y Jean-Luc Melenchon, por su parte, señalaron que van a participar en la elección presidencial, pero sin someterse a primarias.

Además, se han generado episodios de tensión entre el presidente del país europeo y su primer ministro, Manuel Vals, que sugirió en una entrevista este fin de semana que podría competir contra su jefe en elecciones primarias.

© PULSO

Hollande entró al poder cuando derrotó al entonces presidente Nicolas Sarkozy en los comicios de 2012 con una plataforma de aumentar los impuestos a las personas de altos ingresos, pero su popularidad empezó a decaer con una percibida falta de liderazgo y cambios en asuntos clave, como reforma tributaria. La aprobación del mandatario se ha visto mermada por altas tasas de desempleo y un crecimiento económico estancado.

La imagen de Hollande también se vio manchada por una serie de problemas mediáticos, como una separación altamente pública con su ex pareja, Valeria Trierweiler, acompañada de la difusión de fotos que lo mostraban visitando a su nueva pareja en un scooter.

La gota que rebalsó el vaso para sus aliados más cercanos llegó con la publicación de un libro con entrevistas en las que Hollande criticaba a varios de ellos y otros, como jueces y futbolistas.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon