Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Presidente del Senado de Brasil busca adelantar juicio a Rousseff

logotipo de Pulso Pulso 03-08-2016 Pulso

Renan Calheiros, presidente del Senado brasileño, decidió que el juicio final contra la suspendida Dilma Rousseff sea el 25 de agosto y no el 29 de este mes como estaba previsto.

La decisión de Calheiros acoge la petición del presidente interino, Michel Temer, de anticipar el juicio político ya que a principios de septiembre estaría prevista una reunión con el G20 en China, por lo que buscaría presentarse como gobernante en pleno derecho frente a sus pares.

“Haré todo lo que sea posible, dentro de las reglas y respetando el estado de derecho, para que la votación termine dentro del mes de agosto” dijo Calheiros, agregando que con esto, están dando una respuesta a la sociedad que ya no aguanta que esta situación se siga extendiendo.

El presidente del Senado también descartó que el cambió de fechas tenga que ver con un interés de Temer de nombrar a su aliado Marx Beltrão como encargado de Turismo, como se rumorea en la clase política de ese país.

En tanto, Calheiros ha señalado que de ser necesario, para avanzar más rápido en el proceso, se podría escuchar a los testigos de la defensa dar sus declaraciones lo antes posible, incluso sábado y domingo, haciendo únicamente pausas para dormir y comer, dijo a la prensa.

DESACUERDO. Lindbergh Farias, líder del Partido de los Trabajadores (PT) en el Senado, señaló no estar de acuerdo con la decisión de adelantar el juicio político contra Rousseff, por considerar que esta medida corresponde a una “interferencia” en el caso. 

En este sentido, a 48 horas del inicio de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, comienza una etapa definitoria en el impeachment contra Dilma. Mañana la Comisión Especial del Congreso brasileño decidirá  si avanza o no el juicio político, ya que tras semanas de inactividad, lo que se conoce como “recesso branco” (vacaciones blancas), el Congreso brasileño retomó sus actividades el primero de agosto.

Si el Senado define avanzar en un juicio definitivo contra Dilma, será Ricardo Lewandowski, ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) quién deberá dar la última palabra y establecer una fecha para el impeachment.

Por otra parte, ayer la policía de Brasil dijo haber arrestado a dos personas y allanado propiedades por supuesta corrupción en la constructora Queiroz Galvao, en el marco de la operación Lava Jato.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon