Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Presupuesto 2017: Valdés anticipa que podrían reasignarse recursos por hasta 9,5% del gasto público

logotipo de Pulso Pulso 06-09-2016 Lucy Aravena L.

En tierra derecha entró el debate sobre la Ley de  Presupuesto 2017. Ayer, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, adelantó cómo ‘se venía la mano’ para la construcción del  erario fiscal que regirá el próximo año en el tradicional almuerzo parlamentario de los lunes.   

 A la cita a la cual asistieron como es habitual los miembros de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y el Senado, y en forma extraordinaria estuvieron los jefes de bancada de los partidos de la Nueva Mayoría (NM). En la oportunidad, el jefe de las Finanzas  Públicas no dio una cifra final de aumento del gasto, pero recalcó su mensaje de que el Presupuesto 2017 será  restrictivo en concordancia con los menores ingresos fiscales producto de la caída del precio del cobre y en línea con la mantención de la regla de balance estructural del país.

“Solo nos dijo que los ingresos fiscales el 2017 iban a ser menos que los ingresos fiscales el  2016. En el fondo, lo que nos dijo es que las posibilidades crecimiento iban a ser casi cero”, afirmó el jefe de bancada de la DC, diputado Fuad Chahin.

Bajo este restrictivo contexto, el titular de Hacienda anticipó a los parlamentarios que el espacio de maniobra para focalizar recursos en algunas áreas más intensivas en la generación de inversión y empleo por sobre otras, se  llevará a cabo a través de reasignaciones. Sin embargo, estas reasignaciones tampoco abarcarían todo el espectro del gasto público, sino que se concentrarían en los programas ministeriales que actualmente equivalen un 9,5% del gasto público.  

“En los programas. Ahí dijo más bien que se podían hacer reasignaciones. Eran un 9,5% del gasto público”, agregó Chahin.

Asimismo, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, Manuel Monsalve (PS), aseveró  “si uno mira el gasto, ministerio por ministerio, se da cuenta que la mayoría tiene gastos de arrastre, gastos estructurales y otros compromisos por leyes. El margen no es mucho. El principal margen tiene que ver con los programas. Todos los ministerios tienen programas. Los programas no están vinculados necesariamente a una ley y tienen una evaluación particular”.

En ese sentido, el análisis que deberán hacer tanto Hacienda como los parlamentarios será ver qué programas han mostrado un alto porcentaje de ejecución presupuestaria y cuál ha sido su impacto de acuerdo a sus objetivos. “Hay algunos que tienen alta ejecución, otros no. Algunos pueden tener alta ejecución, pero bajo impacto. Y por lo tanto. Un 9,5% del Presupuesto (2016) está concentrado en los programas y allí hay un espacio para la discusión y el debate de la reasignación”, acotó Monsalve.

Durante la reunión, los parlamentarios le plantearon además al ministro Valdés revisar las carteras y servicios públicos que poseen altos niveles de transferencias de recursos, pues muchas veces éstas se llevan a cabo el último trimestre del año. “Creemos que hay que poner acentos en revisar que se lee como ejecutado. Hay platas que pueden ser  transferidas, pero no ejecutadas”, estimó el miembro de la Comisión de Hacienda del Senado (PPD), Eugenio Tuma.

Recogiendo el guante. A la salida del almuerzo con Valdés, la mayoría de los parlamentarios apoyaron al ministro al  insistir en lo importante de mantener la responsabilidad fiscal en épocas de estrechez de recursos.

“Personalmente creo que hay que darle un respaldo a la política fiscal, evitando cualquier cosa que nos lleve a tener un déficit más allá de lo que está programado que pueda aguantar la economía”, sostuvo el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Andrés Zaldívar (DC).

 Monsalve refrendó: “Cualquier señal que se dé por romper el compromiso del balance estructural nos va a llevar a aumentar nuestro riesgo país y nuestra tasa de interés. Y eso es completamente contradictorio de aquellos  que dicen que el país requiere más gasto”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon