Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Producción de tabaco caería a su menor nivel en ocho años por alza de impuestos al cigarro

logotipo de Pulso Pulso 16-11-2016 S. Errázuriz y L. Cárdenas

Un panorama cada vez más sombrío asoma para la industria del tabaco, según demuestran los números. La intención de siembra de hectáreas de tabaco bajó para la próxima temporada en 25% en relación al período anterior. Se trata de la caída más fuerte en los últimos ocho años y que da cuenta del complejo escenario que vive el sector.

Durante la temporada 2016-2017 se estima una siembra de 1.802 hectáreas. La última vez que se vieron estos niveles fue durante la temporada 2008-2009, cuando se sembraron 1.652 hectáreas. Según información del INE, con respecto a las estimaciones preliminares de siembra, la superficie de tabaco en Chile registraría una baja estimada de 25% para la temporada 2016-2017 en comparación con la temporada 2015-2016, cuando se sembraron 2.402 hectáreas.

Considerando los últimos quince años, las disminuciones más significativas serían las ocurridas en la temporada 2007-2008, donde la baja alcanzó el 27% de la superficie (disminuyendo de 2.779 a 2.000 hectáreas). 

El comportamiento de la superficie sembrada no es igual para las dos variedades de tabaco que se producen en Chile: Burley y Virginia Flue Cured (VFC). La primera variedad representa el 46% de la superficie nacional, y la segunda el 54%.  Esta última variedad ha ido aumentando su participación en la producción nacional debido a su mayor eficiencia productiva.

Según advirtió Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), la caída que han experimentado las siembras, podría responder a las nuevas regulaciones tributarias que se originaron con la reforma tributaria de 2014.  “Con la tremenda cantidad de impuestos que se le ha puesto al tabaco no sería de extrañar que la industria haya perdido competitividad. Ahora sale más fácil importar más barato que seguir produciendo en Chile”,dice el dirigente gremial, que asegura que este fenómeno ya había sido advertido por la organización el año pasado. 

Para otros, la baja es más relativa. “Es importante recordar que en Chile el tabaco es un cultivo que opera bajo la modalidad de contrato en el que sólo una empresa, British American Tobacco, procesa la materia prima tanto de producción nacional como de importaciones para la elaboración de cigarrillos. Esta empresa celebra contratos con los agricultores año a año, y las fluctuaciones en superficie obedecen normalmente a decisiones que consideran múltiples factores de mercado de índole interno y externo. Por ejemplo, las importaciones de tabaco han aumentado los últimos 10 años desde 2.268 hasta las 4.611 toneladas”, respondió Claudia Carbonell, directora de Odepa.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon