Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Raúl de la Puente y su retiro: "Antes y ahora me han pedido postular a la CUT, pero no está en mis planes"

logotipo de Pulso Pulso 24-11-2016 Juan Pablo Palacios

El pasado 6 de noviembre, Raúl de la Puente no apareció en la lista de nombres que competirán a inicios de diciembre por la presidencia de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). La decisión significó el retiro del histórico dirigente sindical tras 20 años al mando del gremio. En esta entrevista descarta los rumores de que dejará la ANEF para postular a la CUT el próximo año. También dice que aún “respira por la herida” luego del polémico debate por el reajuste. 

¿Cómo han sido estos últimos días tras la polémica aprobación del reajuste?

-Hay un rechazo respecto de lo que pasó, que se expresó el jueves pasado frente a La Moneda, donde miles de funcionarios públicos se movilizaron allí -y en todo el país-, rechazando el golpe propiciado por el Gobierno y principalmente por el ministro de Hacienda a los trabajadores. La Presidenta Bachelet dijo que no hay espacio al populismo y que hay que ser serios en lo económico. Pero creo que aquí se cometió un error político grave. Las diferencias económicas eran escasas. Propusieron un 3,2% y nosotros un 4% y eso sólo significaba tener algunos puntos sobre IPC. En materia de bonos se consolidó la pérdida que tuvimos en 2015. Por esa situación extremamos una movilización que resultó ser exitosa en cuanto a tamaño, capacidad de lucha y unidad. Hay un antes y un después luego de esta movilización. Es la movilización más grande que he visto en mi carrera sindical. No logramos mover el 3,2% y, por eso, el Gobierno podrá ufanarse de que mantuvo esa cifra, pero a un costo tremendo. Su propuesta fue rechazada tres veces en el Congreso y en una oportunidad tuvo cero votos a favor. Esto provocó una crisis política al interior del Gobierno. Eso no creo que sea para ufanarse. El golpe a los empleados públicos va a significar un costo político para el Gobierno, dado que el funcionario público tiene una cultura de votar y hay trabajadores de centro o de izquierda que podrían sentirse afectados por un gobierno que se dice progresista. 

¿Ese costo político podría notarse en las elecciones de 2017? 

-El golpe que nos dieron no va a ser olvidado fácilmente, ya hay muchos empleados públicos que así lo han dicho.

¿Siendo usted una persona que milita en el PS, que comparte ideales con Bachelet, se siente decepcionado de que ella haya optado por blindar a Valdés y negociar con la oposición?

-Yo soy de los que cree que esto es sin llorar. Un dirigente sindical debe ser alguien que siempre debe sobreponerse a los conflictos y problemas que enfrenta y por lo tanto, siempre debe estar al frente, conduciendo y motivando a su gente. La decepción no es parte de mi formación y actitud en la vida. Sí hay molestia y rabia por el hecho de que hayan sido inconsecuentes los parlamentarios en la última votación y que el Gobierno haya sido tan poco dialogante con los trabajadores y manteniendo el orgullo de un ministro que se casó con el 3,2%. También es reprobable que el Gobierno haya negociado y cerrado un acuerdo con la derecha para que ese sector votara a favor de su último proyecto. La negociación colectiva es un procedimiento entre trabajadores y empleadores, no deben intervenir partidos de gobierno ni de oposición. Ellos tienen otro rol en la sociedad. La derecha propuso un consejo técnico social, que fue acogido por el Gobierno, dejando fuera de ese acuerdo a los trabajadores.

¿La ANEF se niega a ser parte de ese consejo técnico social y a reconocer sus recomendaciones?

-No lo vamos a aceptar porque  su origen es espurio. No queremos ser partícipes de un acuerdo del Gobierno con la derecha.

¿Tras todos los acontecimientos vividos en el reajuste, se sigue sintiendo parte de la Nueva Mayoría?

-Jamás me voy a sentir frustrado o deprimido. El rugby me enseñó que uno puede caerse, pero debe levantarse y seguir luchando hasta el final. No estamos contentos con el Gobierno, con lo que ha ocurrido en este tiempo. Hemos visto casos de fraude y de corrupción. Eso golpeó y desprestigió a la administración pública. También hemos visto una falta de manejo político y técnico de las autoridades. Somos críticos frente a eso, pero sabemos que la opción de la derecha no es la opción de los trabajadores.

¿El Gobierno le echa más bencina al fuego con el anuncio de descuentos por el paro?

-Viene una época compleja del año, en que vamos a enfrentar el tema de los paros y los descuentos. Así lo anunciaron el subsecretario Aleuy y el contralor. Creemos que esos son juicios parciales. Hay otras alternativas para recuperar horas no trabajadas. Se pueden recuperar horas, realizar trabajos pendientes y ver la lista de personas que ese día no trabajaron, pero no debido al paro. Vamos a defender a nuestra gente ante las autoridades políticas, administrativamente y ante la Contraloría. Vamos a plantear la inhabilitación del contralor por haber hablado antes de que debiera hacerlo a través de dictámenes. También está la vía judicial. Hay fórmulas para evitar que esto se convierta en un castigo para los funcionarios públicos.

¿Al no postular a la reelección en la ANEF, se retira completamente del sindicalismo?

-Las postulaciones vencieron hace unas semanas. No postulé porque creo que es bueno que en la ANEF surjan nuevos liderazgos. Creo que los hay, existen muchos dirigentes interesados en asumir puestos de responsabilidad dentro de la organización.

¿Se va para la casa o piensa seguir ligado al mundo sindical desde otra plataforma?

-Me tengo que reinventar. En ese proceso está el hecho de que pueda dedicar más tiempo a mi familia, más tiempo al deporte, que pueda adquirir nuevos conocimientos y quiero entregar la experiencia que adquirí durante todo este tiempo. No he tenido el tiempo para pensar exactamente qué es lo que voy a hacer.

¿No descarta llegar a otras organizaciones sindicales como la CUT?

-Antes y ahora me han pedido postular a la CUT, pero he participado toda mi vida en la administración pública, de manera que mi vocación ha estado acá, más que en la CUT. Soy respetuoso de la Central, don Clotario Blest fundó la ANEF y la CUT.

¿Por ende la CUT no está en sus planes?

-No está en mis planes. El próximo año hay elecciones, pero yo ya no voy a estar en la ANEF, así es que no puedo ser dirigente de la CUT al no estar en la dirigencia de la ANEF.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon