Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy es investido presidente del Gobierno de España tras 10 meses de estancamiento

logotipo de Pulso Pulso 29-10-2016 Reuters

El conservador Mariano Rajoy fue reelegido este sábado presidente del Gobierno gracias a una histórica abstención socialista que puso fin al período más largo de interinidad política en España, lo que le permitirá formar un gabinete en minoría abocado al diálogo.

El líder del Partido Popular obtuvo 170 votos a favor, los de su grupo parlamentario, Ciudadanos y Coalición Canaria, 111 en contra y 68 abstenciones.

© PULSO

Inmediatamente después de ser reelegido presidente del Gobierno, Rajoy dijo que dará a conocer el jueves los nombres que conformarán su nuevo Consejo de Ministros. El líder del Partido Popular también adelantó que los ministros jurarán su cargo ante el rey de España el próximo viernes.

Consciente de las dificultades que tendrá para legislar, reiteró su intención de dialogar para abordar consensos a los que se resistió con la mayoría absoluta, pero endureció su discurso al afirmar que no iba a liquidar algunas de sus reformas o ceder en asuntos como la unidad de España o la estabilidad presupuestaria.

"Hemos sobrevivido a 300 días de Gobierno en funciones, pero no podríamos sobrevivir a un Gobierno que no gobierne porque le faltaran apoyos o le sobraran obstáculos. El precio sería ruinoso", declaró Rajoy en su última intervención antes de la votación.

La elección de Rajoy para su segundo mandato fue posible gracias a la histórica decisión del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de abstenerse ante el candidato de su principal rival político para desbloquear la gobernabilidad.

La mayoría de los 84 miembros de la bancada socialista se abstuvo, pero 15 diputados rompieron la disciplina y se posicionaron contra Rajoy.

Con la victoria de Rajoy quedaron atrás dos votaciones que no tuvieron resultados concluyentes e intentos fallidos de armar una coalición entre los partidos, aunque eso no garantiza una estabilidad política porque al Gobierno le será difícil lograr la aprobación las leyes.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon