Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Reajuste: gremios divididos frente a opción de reducir demanda de 7,5%

logotipo de Pulso Pulso 22-09-2016 Juan Pablo Palacios

“Hay distintas miradas en la mesa respecto de cómo enfrentar la negociación. Hay distintas posturas respecto de lo político y eso en algún momento puede pesar en la mesa y el Gobierno puede aprovecharse”. Así resume un dirigente de uno de los gremios que compone la Mesa del Sector Público (MSP) la división que hay al interior de la instancia respecto de la posibilidad de flexibilizar su demanda inicial de reajuste salarial de 7,5%. Esto luego de que el Gobierno el viernes pasado pusiera sobre la mesa un alza nominal de sólo 2,9%.

El mismo personero describe: “Algunos podrán considerar bajar un poco su propuesta a cambio de que el Gobierno suba un poco su oferta para ver si se encuentran en alguna parte. Hay otros que estamos más duros. Pensamos que si el ministro Valdés partió su propuesta desde un 2,9% y nosotros empezamos a bajar del 7,5% nos vamos a encontrar en una cifra que no va a aceptar nadie en el sector público. Con una cifra más cercana a las aspiraciones del ministro nos van a cortar la cabeza los trabajadores, con justa razón”.

La idea fue discutida ayer en la reunión de la mesa en dependencias de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y trascendió que el consenso se adoptará antes del viernes, día en que Hacienda volverá a reunirse con los gremios y espera una contrapropuesta.

Fuentes cercanas a la mesa afirmaron que organizaciones más pequeñas se han mostrado más proclives a ajustar sus pretensiones de reajuste, mientras que gremios como la Confusam y  ANEF se han mantenido firmes en el 7,5%.

Según el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, en lo que sí hay claridad es en la necesidad de activar una estrategia de movilizaciones. “Todos tenemos claro que hay que llevar movilizaciones adelante, eso no puede esperar mucho tiempo. Esto significa que en la semana que viene ya deberíamos estar en la calle ejerciendo acciones de fuerza dura y no sólo ir a reuniones al ministerio”, dijo.

Respecto de las acusaciones de falta de legitimidad de la mesa que coordina la CUT que hizo la disidencia de la ANEF, Maturana indicó que  “la CUT lo que hace es coordinar la mesa, las decisiones no las toma la CUT, las toman los presidentes de los gremios. La CUT sólo nos acompaña”.

Por su parte, Bárbara Figueroa, presidenta de la multisindical, señaló que el 2,9% que planteó el Ejecutivo “no sólo está por debajo de lo esperado, sino que es una abierta provocación y, tal como ha señalado el presidente de la Anef, es una declaración de guerra con los trabajadores del sector público”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon