Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Recurso de la SBIF por multa a Corpbanca argumenta que debe proteger estabilidad financiera

logotipo de Pulso Pulso 08-09-2016 L. Cárdenas y M. Villena

“Resulta totalmente falso que no se hubiese respetado las garantías del debido proceso a favor del reclamante”, señala el recurso de queja presentado el martes por la Superintendencia de Bancos ante la Corte Suprema luego de que en segunda instancia se aceptara la reclamación presentada por CorpBanca.

A fines de 2015, el regulador cursó una multa de US$30 millones contra el banco controlado en ese encantes por la familia Saieh- también controladores de PULSO-, por una serie de créditos entregados a las sociedades cascada que a juicio de la SBIF superaron los límites normativos. El fallo de la Primera Sala de la Corte de Apelaciones acogió la reclamación y dejó sin efecto la multa, pues consideró que el regulador no se ajustó al debido proceso.

“El fallo dictado por los ministros recurridos desconoce abusivamente las características especiales que presenta la supervisión de la actividad bancaria, sentando el equivocado y nefasto precedente, de insospechados y perniciosos alcances”, señala el recurso presentado por la SBIF, con el que busca dejar sin efecto la decisión de la corte.

Según argumentó en el documento, “en el presente caso, la autoridad ha aplicado un procedimiento administrativo de supervisión bancaria especial, procedimiento particular instruido por el legislador atendidas las singularidades de la legislación bancaria”.

Además, apunta que “fue durante el curso de este procedimiento que la reclamante, habiendo conocido de la investigación mediante los mecanismos normales de comunicación que se realizan entre fiscalizador y fiscalizado y comúnmente aceptados por la industria bancario, el banco reclamante aportó antecedentes en sus diversas etapas, formuló observaciones, realizó descargos, tal como alegar a los entrevistadores la prescripción de las multas por citar un indesmentible ejemplo”.

Al mismo tiempo, apuntó que vincular la aplicación de la ley M°19.880 al debido proceso, es un raciocinio errado y abusivo, pues su falta de aplicación no significa que el interesado no sea titular de todos y cada uno de las garantías y derechos consagrados en la Constitución y la ley que fundan el debido proceso. “A este respecto, debe insistirse en que el legislador ha optado por consagrar un procedimiento de supervisión bancaria especial en la LGB en razón del trascendente interés público que protege, facilitando la fiscalización eficiente y oportuna de la SBIF para asegurar la protección de los depósitos de todos los chilenos, la liquidez y solvencia del sistema bancario y consecuentemente, la estabilidad del sistema financiero del país”.

Así, a modo de ejemplo, explica que ante su objetivo específico, “es derechamente absurdo pensar que si la SBIF toma conocimiento que un banco ha incurrido en hechos que amenazan su estabilidad financiera, deba iniciar un procedimiento administrativo general y supletorio, notificar al interesado, esperar su descargo, abrir un término probatorio, adoptar su decisión final de voluntad y notificar a la institución involucrada - todo ello en un plazo de seis meses-, sin perjuicio además del tiempo que puede tomar la resolución de las impugnaciones administrativas y judiciales que esta pueda interponer en caso de haber existido una decisión que a su juicio le perjudique”. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon