Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Regulador previsional ajusta tasa de Retiro Programado y evita baja de 6% en pensiones

logotipo de Pulso Pulso 11-01-2017 Cecilia Arroyo

La superintendencia de pensiones resolvió modificar el método de cálculo del vector de tasas con que las AFP calculan anualmente los montos de pensión bajo las modalidades de retiro programado (RP) y rentas temporales (RT) ofrecidas por estas gestoras. 

El ajuste significó un alza de 0,35 puntos, lo que implicó pasar del 2,91% vigente a junio de 2016, a 3,26%, valor que regirá desde este mes y que se seguirá actualizando trimestralmente, como se hace desde 2014. 

Según estimaciones de la Superintendencia de Pensiones, esto implica evitar que el monto de las pensiones que ofrecen las AFP caiga entre 5% a 6%, considerando el vector y el resto de las variables que influyen. Y es que la tasa habría bajado a 2,7% si se hubiera mantenido la metodología anterior, cifras con las que coincide la Asociación de AFP.

Así, el regulador prevé que sólo por el ajuste a al vector, las pensiones mejoren en hasta 1,8%, en el caso de mujeres, y 1,4% para hombres. Sin embargo, al incorporar los otros factores claves que influyen en el cálculo de montos de esta modalidad, como las tablas de expectativas de vida (que este año significaron bajas de hasta 2%) y la rentabilidad de los fondos, la mejora se estima en sólo 1% para las mujeres, mientras que en los hombres se mantendría casi sin variación.

La superintendencia recalca que el efecto final de un recálculo de pensión “es incierto” al depender simultáneamente de los factores mencionados. Pero “es esperable que la pensión decrezca entre períodos” por la trayectoria propia del retiro programado.

Los cambios

El ajuste deriva de la modificación hecha por las Superintendencias de Pensiones, y de Valores y Seguros, al decreto supremo de 2013 que establece la metodología para determinar la tasa de interés con que se calculan las pensiones de las AFP. Así resolvió mantener los ajustes trimestrales automáticos, pero estableció un nuevo spread (de 150% sobre el promedio) para el “exceso de retorno” o spread corporativo, un factor que se usa para calcular el vector de tasa y que refleja la rentabilidad adicional que pueden obtener los fondos donde permanecen los ahorros de quienes se jubilan por esta modalidad, usando como referencia el rendimiento de los bonos corporativos “AA”. Así, según el gerente de estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes, la modificación permite “reflejar mejor la rentabilidad de largo plazo esperada de los fondos de pensiones conservadores, donde se encuentra la mayoría de los pensionados bajo estas modalidades. Además restablece la diferencia histórica de tasas para el cálculo de las pensiones entre retiro programado y la renta vitalicia (RV), que se redujo el 2015 ante un cambio normativo en la tasa de interés para el cálculo de tales pensiones”, afirman. 

Origen

El objetivo de los ajustes trimestrales a las tasa de los RP y RT, es generar cambios menos abruptos. Desde que partieron en 2014, con una tasa de 3,85%, la cifra fue bajando paulatinamente hasta casi rozar la tasa de interés de las RV que hoy se sitúa en 2,6%. Esta situación motivó la revisión de la metodología por parte de los reguladores previsionales, ya que al acotarse la brecha entre ambas modalidades, no se refleja adecuadamente la diferencia de riesgo entre éstas. Ello porque en RP los afiliados asumen el riesgo de longevidad (ya que las pensiones se pagan por tiempo limitado) y el riesgo de rentabilidad (al permanecer sus ahorros en los fondos), mientras que en las RV éstos son asumidos por las aseguradoras a cambio de una tasa menor, pero vitalicia.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon