Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Reino Unido: Escocia advierte que se unirá a la disputa legal por la activación del Brexit

logotipo de Pulso Pulso 09-11-2016 Pulso

El gobierno escocés buscará sumarse al reto legal contra el proceso del Brexit, o la separación del Reino Unido del resto del mercado común europeo. De esta forma Edimburgo se unirá a un cada vez mayor número de voces que está pidiendo una votación en el parlamento británico antes de que la primera ministra, Theresa May, pueda activar la cuenta regresiva de dos años para la separación de Londres del bloque.

El Tribunal Supremo de Reino Unido confirmó ayer que aceptaría en audiencia los casos ingleses sobre el Brexit en diciembre. Si el tribunal acepta los reclamos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, sentaría las bases para un enfrentamiento legal entre el gobierno de May y los cuerpos legislativos a lo largo de Reino Unido.

El Lord abogado superior de Escocia buscará formar parte de la acción civil en Inglaterra, dijo el gobierno de Edimburgo. Sin embargo, Ben Wilson, vocero del Tribunal Supremo, dijo que no había recibido ninguna solicitud de parte de Escocia o de otro de los estados semi-autónomos para participar.

Activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa va a “privar inevitablemente a la gente de Escocia y a las empresas de Escocia de los derechos y libertados que actualmente gozan”, dijo Nicola Sturgeon, la primera ministra del país. “Entonces la legislación debiera ser solicitada en Westminster y se debiera pedir el consentimiento del parlamento escocés”, dijo.

Un emprendedor financiero, un peluquero y un grupo de británicos que viven fuera de UK ganaron una disputa legal el 3 de noviembre cuando tres jueces senior de Londres legislaron que May no podía invocar legalmente el Artículo 50 sin llevar a cabo un voto antes en el Parlamento.

El Tribunal Supremo de UK dictaminó que había aceptado el caso y que llevaría audiencias entre el 5 y el 8 de diciembre, y señaló que emitiría su resultado en Año Nuevo. El gobierno de May quiere gatillar la noticia a fis de marzo, evitando el retraso y la incertidumbre que podría ocasionar el voto de los parlamentarios.

Un juez en Belfast dijo que había escuchado argumentos similares sobre si casos parecidos en Irlanda del Norte debían derivar en el Tribunal Supremo también. 

Tras el dictamen del 3 de noviembre, varios periódicos británicos acusaron una interferencia de parte de jueces. En tanto, los abogados del gobierno británico señalaron que tenía el derecho de hacer válido el resultado del referendo bajo sus propios términos.

Por su parte, el Partido Nacional Escocés de Sturgeon ha vuelto a mencionar la posibilidad de llevar a cabo otro voto por la independencia del país para salir del Reino Unido, después de que en Escocia se votara con una gran mayoría por seguir dentro de la Unión Europeo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon