Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rendimiento de bonos al alza muestra que continúa el ajuste de los mercados

logotipo de Pulso Pulso 15-11-2016 Leonardo Ruiz

La caída global de los precios de los bonos se intensificó ayer, a medida que Donald Trump se transforma en una paradoja económica en los últimos días. Esto, porque el presidente electo de Estados Unidos, que llegó a ser visto como un riesgo económico durante su campaña política, abrió la puerta para el gasto fiscal que muchos economistas han venido pidiendo en el último tiempo, sumado a enormes recortes de impuestos en la mayor economía del mundo.

Desde su elección, los rendimientos de los bonos se han disparado a su máximo nivel en el año, mientras el dólar se ha fortalecido y las monedas y bolsas latinoamericanas han sufrido, de la mano de nuevos cálculos de parte de inversionistas que ahora ven como una opción cada vez más real un alza en la inflación y el fin del crecimiento “mediocre”.

“Hasta el 20 de enero no tendremos certeza de lo que Trump hará realmente y habrá que buscar pistas en las entrevistas que dé. Pero creemos que habrá paquetes fiscales de por lo menos la mitad de lo que prometió durante su campaña, llegando a 2% del PIB. Es bastante”, dijo a PULSO el analista para EEUU de la consultora Capital Economics, Michael Pearce.

“También serán clave las decisiones que tome para su gabinete, como el cargo del Secretario del Tesoro”, agregó.

El rendimiento del bono estadounidense a 30 años subió sobre 3% por primera vez desde enero, antes de recortar sus pérdidas, mientras que los intereses del bono a 10 años subieron 4 puntos base a 2,19% su mayor nivel desde enero.

En tanto, los rendimientos de bonos británicos a 10 años volvieron a sus niveles antes del Brexit, mientras que los rendimientos de bonos germanos a 30 años se movieron sobre 1% por un momento en la jornada, la primera vez desde inicios de mayo. Los rendimientos suben cuando caen los precios.

El real brasileño, por ejemplo, se desvalorizó ayer 1,43% y sumó su cuarta sesión seguida a la baja, acumulando 7,7% de desvalorización, mientras los inversionistas siguen desprendiéndose de sus posiciones en economías emergentes.

La divisa más golpeada, sin dudas es la de México: que acumula una caída de 11,45%, tras las expectativas de que el gobierno Trump erija un muro en la frontera, endurezca la política comercial y deporte millones de indocumentados. 

La elección de Trump incluso tendrá efectos en nuestro país. Lea cómo el efecto de Trump desinfla en Chile la expectativa de un recorte en la TPM en la página 22 y 23.

“Es un cambio gigante de pensamiento con Trump electo”, dijo Margie Patel, administradora senior de portafolios de Wells Fargo Management, en la edición de hoy del Financial Times. “Es un nuevo paradigma y abre la puerta a la posibilidad de que estamos viendo el fin de 35 años de tasas en declinación.

En seis jornadas consecutivas al alza el Dollar Index acumula alza de 3,02% y alcanzó su mayor nivel desde el 30 de noviembre del 2015. El Dow Jones marcó una baja de 0,09% después de cinco jornadas consecutivas a la baja. Por su parte el oro, considerado el activo refugio por excelencia, alcanza menor precio desde el 2 de junio pasado. 

Advierten por riesgos en Europa

Aunque los mercados financieros hayan apostado a un mayor crecimiento económico desde la victoria de Trump en las elecciones de EEUU, el proteccionismo del país y los riesgos políticos de otras naciones podrían dañar a Europa, dijo Vitor Constancio, vicepresidente del Banco Central Europeo, resaltando que la intención de Trump de poner a “Estados Unidos primero” podría dañar las exportaciones de Europa y aumentar los “riesgos políticos”, en una probable referencia al incremento del apoyo a los partidos euroescépticos y nacionalistas en los países de la zona euro.

“Deberíamos ser cautelosos en trazar precipitadas conclusiones positivas de estos eventos del mercado porque no necesariamente indicarían que la economía mundial tendrá una recuperación acelerada con un mayor crecimiento”, dijo el miembro del BCE en un acto en Fráncfort.

“Hasta ahora, estos eventos han apuntado a un incremento del crecimiento económico en Estados Unidos, pero en el contexto de una política de ‘Estados Unidos primero’”, añadió.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon