Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ricardo Mewes y resultados electorales para el Gobierno: "Es importante hacer un análisis de si corresponde o no rectificar"

logotipo de Pulso Pulso 02-11-2016 Lucy Aravena L.

Su experiencia como vocal de mesa en las elecciones pasadas hace reflexionar al presidente de la Cámara Nacional del Comercio (CNC), Ricardo Mewes en varios aspectos del nuevo escenario político. El primero: el desencanto de la juventud por la política. “En mi mesa hubo cerca de un 53% de abstención y la mayoría de los que fueron a votar era gente entre 45 y 70 años”, cuenta. Pese a ello, se muestra a favor del voto voluntario, pero con ciertos ajustes, como que sea electrónico. Además, estima que la solución pasa por reencantar y dar mayores espacios de participación a la ciudadanía.

¿Qué le pareció la alta abstención de las elecciones municipales?

-Creo que la abstención, si bien es cierto es grande en comparación con otros países, no es tan relevante en una elección municipal. El martes pasado tuvimos un desayuno con asociados en que vinieron dos analistas, Gonzalo Miller y Max Colodro, y ellos hacían una diferencia. Aparentemente acá, la gente no va a votar, porque no tiene interés y confianza. Creo que eso sí puede ser importante, por lo que como país tenemos que generar esa confianza en todo ámbito. A partir del mundo de la política, claramente hay que generar confianza, motivar e incentivar a que la gente participe. 

¿Cómo y quiénes deben ser capaces de motivar. Sólo el gobierno y el mundo político? 

-No, creo que también desde los gremios, tenemos que ir viendo qué es lo que pasa. Por qué la gente no participa. Uno de los grandes desafíos que tenemos en los gremios es cómo somos capaces de incorporar a otros gremios a participar. Cómo motivamos a que empresarios participen de los gremios. Cuando hay que hablar de los intereses del empresariado, desde los escritorios de cada uno es difícil poder plantear las inquietudes. Eso se hace al interior de los gremios. Y en la medida que haya más gremios se produce este efecto. Yo creo que en la política pasa exactamente lo mismo, en la medida que se generan espacios de participación, la gente va a estar más motivada a participar.

Y ese encantamiento desde el mundo político ¿Cómo se logra?

-Es importante generar debate en la práctica. A los candidatos a alcalde, los conocimos poco o nada, por lo que hay que perfeccionar la ley que regula las elecciones dado lo que, de alguna manera, no vimos. Una cosa es que los candidatos hagan el ‘puerta a puerta’, pero convengamos que es imposible llegar a todos. Entonces, hay que revisar la forma en que se está haciendo las campañas.

Respecto a la derrota de la Nueva Mayoría en comunas emblemáticas, ¿qué lectura hace? 

-Creo que hay un llamado de atención hacia las políticas que ha ido implementando el Gobierno y hacia dónde están puestas las prioridades, por lo que es importante hacer un análisis de si corresponde o no rectificar. Creo que el grueso de la gente que votó, lo hizo entre la centro derecha y la centro izquierda, y eso es una señal importante de la gente apuntando a que tiene que haber diálogo, tiene que haber consenso. La gente quiere que las políticas públicas se generen con la participación de todos. Cosa que en la práctica no ha pasado. 

¿Y en ese sentido, qué señal cree que debería dar el Gobierno? 

-Creo que con el nombramiento de subsecretarios, especialmente con la Subsecretaría de Prevención del Delito hay un cambio profundo. Uno de los requerimientos de la gente es el tema de la seguridad. Y si no hemos sido capaces de mejorar los índices de seguridad quiere decir que no se estaba haciendo bien la prevención, y eso significa probablemente cambiar los mecanismos que se estaban utilizando. Si la presidenta Michelle Bachelet está haciendo estos cambios en función de eso, me parece que es bueno.

¿Y además, la Mandataria anticipó un cambio de gabinete? 

-En este tema tenemos que ver hacia dónde apunta la Presidenta Bachelet. No olvidemos que ella tiene un programa de Gobierno y yo no la he escuchado decir que lo va a cambiar. 

 ¿Y la señal importante sería hacer cambios a los planteamientos del programa de Gobierno?

© PULSO

-Creo que el programa está mal implementado y creo que la gente no quiere lo que está pasando. En el programa no existe un énfasis en el crecimiento económico y la gente quiere efectivamente que haya un énfasis mucho mayor en el crecimiento económico. No obstante que la Presidenta Bachelet lo ha planteado, no sé si realmente eso se va a generar.

¿Y cómo se logra sobre temas puntuales de la agenda? 

-Creo que simplificando mucho más el tema tributario, por no decir que vayamos a un nuevo cambio tributario que sea promotor del ahorro; frenando aquellas mociones parlamentarias han sido llamadas como una agenda laboral paralela. Aquí va depender mucho del liderazgo que tenga la ministra del Trabajo. Yo no tengo ningún problema en ayudar a generar una agenda laboral a mediano y largo plazo, pero que realmente sea una agenda consensuada. Y también una muy buena señal sería no innovar en materia de reforma constitucional, y acordarse cuando el ex presidente Ricardo Lagos firmó su cambio constitucional y dijo que esa Constitución representaba la casa de todos. 

¿Y cómo ve las próximas elecciones presidenciales? 

-Sí consideramos lo que pasó en las elecciones pasadas, en que mayoritariamente la gente optó por algo más centrado, creo que las próximas elecciones debieran ir también en esa dirección. Eso es lo que uno esperaría, porque eso le da más estabilidad al país. El empresariado cuando ve que esto vuelve al cauce en que estuvimos por casi 30 años de desarrollo económico, puede llegar a pensar que en el futuro van a estar dadas las condiciones para invertir. 

¿Qué le parece los nombres de Guillier, Piñera y Lagos? 

-No sabemos hoy día lo que piensa Guillier en materia de su proyección como un eventual candidato a la Presidencia de la República. Hemos visto sus votaciones en el Senado. Él ha apoyado prácticamente todos los proyectos que ha mandado el Gobierno. Y si vemos cuál es la línea que ha tenido, él es la continuidad de la Presidenta Bachelet. En cambio, hoy día sí conocemos a Sebastián Piñera, sí conocemos a Ricardo Lagos. Sabemos lo que ellos han propuesto. Entonces, creo que eso podría llevar a una situación de convergencia hacia el centro.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon