Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rio transpira Juegos Olímpicos

logotipo de Pulso Pulso 03-08-2016 Paula Namur, desde Rio de Janeiro
© PULSO

La ciudad de Rio de Janeiro, con su humedad tradicional, por estos días transpira Juegos Olímpicos, con turistas circulando por toda la ciudad, algunos trotando por la playa, otros de compras y algunos incluso con mascarillas para evitar el contagio del zika.

Durante los Juegos Olímpicos (entre este viernes 5 de agosto y el 21 de agosto) se espera la llegada de 1 millón de turistas, de los cuales 350 mil serían extranjeros, de acuerdo con Riotur, la organización de turismo de Rio. Se espera que en total gasten US$1.800 millones.

Prácticamente todos los hoteles en las principales calles están llenos y la tasa de ocupación llegaría el viernes a 93%, según cálculos difundidos por la prensa local. Esto, pese a que los precios por habitación habrían subido en 25% en comparación con una fecha ya festiva, como es el Carnaval, que se realiza todos los años en febrero.

Aun así, comer en la avenida Atlántica, la que bordea la playa de Copacabana, puede costar en promedio unos $16.000 (pesos chilenos), lo que incluye una cerveza por $2.500. Pese a lo que podría esperarse debido a la presencia de este evento internacional, quienes atienden los restaurantes no dominan bien el inglés, aunque les va mejor con el español. De todas maneras, hacen lo imposible por atender al turista de la mejor forma.

La presencia militar es algo que sorprende a quienes no están acostumbrados, y se explica por las amenazas de atentados terroristas que rondan el ambiente, como ocurre en eventos masivos de este tipo.

De hecho, el tema de la seguridad llevó a que el jueves se decretara feriado en todo Rio, a la espera de la llegada de la antorcha olímpica. Los organismos involucrados en el evento estiman que, con el feriado, el tránsito será menor, lo cual facilitaría el control de personas y vehículos.

En la seguridad también colaborarán 3.400 policías y bomberos, que este viernes estarán en la ciudad para controlar los accesos a las áreas olímpicas, además de destinos turísticos clásicos como el Cristo Redentor y el Pan de Azúcar.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon