Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Robos de vehículos asegurados anota su mayor caída en cuatro años en el primer semestre

logotipo de Pulso Pulso 24-08-2016 Cecilia Arroyo

Nueve meses consecutivos de contracción muestran las cifras de robos de autos asegurados de Prose-Chile, entidad ligada a la Asociación de Aseguradores. Se trata de la mayor racha bajista desde que comenzó el conteo de este tipo de ilícitos.

A julio de este año se contabilizaron 5.016 robos de autos, cifra 11% inferior a la registrada en igual período de 2015. La cifra representa el mayor retroceso en tal período desde 2012, (-7,2%). En dicho año se implementó la ley que aumentaba las penas por robo y receptación de vehículo, desde dos meses y un día a 3 años y un día como mínimo, 5 años como máximo y hasta 10, en caso de involucrar  violencia. Además, se implementó la exigencia del Ministerio de Transporte de vender todo auto nuevo con un dispositivo inmovilizador instalado.

Al cierre del primer semestre las cinco marcas más robadas fueron Toyota Hilux, Hyundai Accent, Toyota Yaris, Nissan Terrano y Hyundai Santa Fe, que concentran el 15% del total de robos en lo que va del año.

Del total de estos robos, se ha recuperado alrededor del 57,7% según Prose Chile.

Los robos de autos de lujo disminuyeron por primera vez en la historia, al totalizar 340 a julio de este año, cifra 1,7% inferior a la de igual período del año pasado. Este decrecimiento contrasta con el alza anual de 73% que registraron estos ilícitos en 2015 y con el peak de 2012, cuando los robos de vehículos de lujo llegaron a incrementarse 113% anual. Este año, del total de estos autos robados se han recuperado 224, es decir el 70%. 

Factores a favor Las razones de la caída en los robos de autos responderían principalmente al aumento de las penas, que pasaron de un máximo de 3 años y un día a 10 años, según comenta el gerente general de Prose Chile, Hernán Carvallo. A este elemento se sumarían las medidas de seguridad adoptadas por los usuarios e impulsadas por las compañías de seguros.

Según explica Carvallo, la tendencia bajista se consolidó a fines del año pasado, luego que se dictara -en dos casos- una pena de 10 años y un día a dos delincuentes distintos por “portonazos con intimidación”,  con dos semanas de diferencia y con fuerte impacto en medios de comunicación. Semanas después se dictó una nueva sentencia de ocho  años para un menor de 16 años por otro caso de portonazo con intimidación. 

Otro factor a favor, dice, es la buena coordinación entre Carabineros y la Policía de Investigaciones para detectar numerosas bandas de delincuentes, bajo la dirección de la Subsecretaría del Interior. 

A ello se suma el trabajo conjunto con autopistas concesionadas y otros lugares que cuentan con cámaras lectoras de patentes que comparan lo que leen con la Base de Vehículos con Encargo por Robo. Incluso, hay radio-patrullas, que las tienen. 

Por otra parte, añade Carvallo, cada vez son más los vehículos que cuentan con dispositivos inmovilizadores, GPS y marcaje de piezas y partes entre otros sistemas, aunque en este punto advierte que “aún está pendiente que los legisladores determinen un estándar para nuestro país”, afirma. De esta manera, “los autos robados hoy pueden ser informados por Internet a la página de la Subsecretaría del Interior y se inicia de inmediato la búsqueda por Carabineros y la PDI con lo cual la captura puede ser mucho más rápida de lo que sucedía antes”, puntualiza el experto. Carvallo ve estos nueve meses de decrecimiento como el reflejo de “una tendencia”, especialmente porque todas las medidas mencionadas anteriormente se seguirán implementando y cada día en mayor cantidad. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon