Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rockwood recibe luz verde para elevar explotación de litio y Corfo se blinda con acuerdo

logotipo de Pulso Pulso 05-01-2017 Constanza Valenzuela

Tras casi un año de que Rockwood y Corfo firmaran un memorándum de entendimiento para que éste expandiera sus operaciones de litio en Chile, finalmente la norteamericana recibió la aprobación final por parte de todos los organismos estatales, dando el vamos a sus proyectos de expansión.

Y es que ayer la empresa informó que recibió la aprobación por parte de Contraloría, previo paso por la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), para extender la duración de sus derechos de producción de litio, como para aumentar su cuota autorizada en las instalaciones de la empresa en el Salar de Atacama. 

Con el nuevo acuerdo, Rockwood -controlada por Albemarle- tendrá los recursos suficientes para producir 80.000 toneladas métricas (MT) al año de sales de litio de grado técnico y grado batería durante los próximos 27 años en su planta de fabricación de productos grado batería ubicada en La Negra, Antofagasta, actualmente en expansión.

Según indicaron desde Corfo, el documento le permitirá a Chile revertir la tendencia a la baja que estaba mostrado su participación en el mercado del litio. Es decir, si se proyectaba que hacia 2025 Chile alcanzara el 25% del mercado mundial -versus el 35% que ostenta actualmente-, con el anexo del contrato dicha cifra alcanzará el 40%.

Además, elevará los royalties de Rockwood, equiparándolos -dependiendo del precio del litio- hasta con los de la minería metálica, al tiempo que deberá entregar aportes a la investigación y desarrollo -entre US$6 Y US$12,4 millones al año-, una contribución a los pueblos originarios adyacentes por 3,5% de participación en la renta, entre otros.

Con todo, desde el gobierno esperan recaudar desde la entrada en vigencia del acuerdo hasta la fecha de término en 2043, unos US$2.700 millones.

Pese al entusiasmo por parte de Corfo por el acuerdo, el organismo estatal también prefirió blindarse y establecer cláusulas de término anticipado de contrato en el caso de incumplimientos, de modo de evitar desencuentros como los que actualmente Corfo vive con SQM a través de tres arbitrajes.

“Hay condiciones en este caso muy claras que permiten el termino del contrato y condiciones de incumplimiento, pero más importante que estos son condiciones específicas, hay elementos de verificación que son inéditos en este tipo de contratos, y además hay un apoyo a otros aspectos en términos de verificación como temas ambientales y otros que están contemplados en la RCA”, dijo el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán.

Además, desde el propio Estado destinarán recursos para la supervisión del acuerdo, de modo que tenga los “más altos estándares” internacionales.

Sin embargo, desde el organismo de fomento fueron claros al indicar que en el futuro, frente a otros proyectos, las condiciones podrían cambiar dependiendo de la calidad del Salar. 

“Este es sin duda la mayor contribución al Estado, no hay otro contrato equivalente, y en parte se debe a que se está explotando un recurso que es el Salar de Atacama, que tiene extraordinarias ventajas naturales. Por lo tanto, esto genera un precedente respecto a cualquier acuerdo a futuro en el Salar de Atacama, pero no podemos extrapolar esto a otros salares donde las condiciones económicas de explotación son distintas”, explicó Bitrán.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon