Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rodrigo Cerda: "Hubo una pérdida de poder adquisitivo en los trabajadores por cuenta propia"

logotipo de Pulso Pulso 17-08-2016 Carlos Alonso

¿Cuál es la primera lectura que hace de las cifras de ingresos publicada por el INE?
La encuesta muestra que los ingresos subieron 6,8% en 2014. Si a eso le quitamos la inflación que el año pasado fue de 4%, el alza es de 2,8% real. 

En el detalle, se ve un alza importante en el sector público.
En el análisis de los asalariados aparece con fuerza el sector público, el cual creció 10,7% versus el sector privado que fue de 5,7%. Y eso lo que indica es que parte de esta alza tiene que ver con la administración pública. 

¿Se puede decir que el sector público impulso al alza el crecimiento de las remuneraciones?
Los ocupados crecieron 6,8%. De ellos, el ingreso de los asalariados crecieron 6,7%, y ahí cuando se desagrega ese 6,7% el sector público casi dobla el alza de remuneracional de los privados, y esto demuestra también por qué se mantuvo este nivel de ingreso, ya que el 2,8% es un alza bastante importante si se considera el ciclo de desaceleración de la actividad. 

Usted publicó recientemente un estudio con la brecha de remuneraciones entre el sector público y el privado. ¿Se está acrecentando esta brecha?
Si uno mira los datos, en el sector privado el ingreso promedio de los ocupados es de $656 mil y el sector público es de $777 mil. La brecha entre ambos es de 50,6%, una cifra no despreciable. Además si se compara con los datos de la encuesta de 2014, se ve también un aumento, ya que ese año los ingresos del promedio del sector público $702.861, mientras que la del sector privado ascendía a $488.787 lo que mostraba que la diferencia era de 43,8%. Otro sector que crece fuerte es personal doméstico, que aumentó 15,7% y ahí seguramente algo tuvo que ver las nuevas regulaciones al sector. 

Un dato que reveló la encuesta es que aumentó la brecha salarial entre hombres y mujeres ¿A qué responde?
El aumento de la brecha remuneracional entre hombres y mujeres se debió a que las mujeres en su mayoría pasaron desde el sector asalariado formal a cuenta propia, lo que se traduce en una menor remuneración. 

¿Esto refleja la precariedad del empleo por cuenta propia?
Claro. El promedio de las cuentas propias fue de $276 mil, el cual comparado con el dato de los asalariados promedio que es de $ 516.656, equivale a una brecha de 50%, lo que deja en evidencia que un empleo por cuenta propia es más precario que un asalariado promedio. 

¿Este incremento de los ingresos refleja el momento económico que atraviesa el país?
Cuando se miran los ingresos de los asalariados, si bien tuvieron un aumento en sus remuneraciones, la creación de empleo se mantuvo constante. Ahora, en el caso de cuenta propia, estos aumentaron sólo 1,8% su ingreso, pero la cantidad de empleo aumentó 3,6%, y de hecho si se mira por categoría ocupacional es el número que más crece en el último año. Es más, los cuenta propia en 2013 pasaron de $272.061 a $276.903, es un aumento de $4 mil, pero este aumento no alcanza ni siquiera a compensar la inflación, por lo que hubo un pérdida de poder adquisitivo para este grupo de trabajadores. 

¿Qué políticas se deben impulsar para avanzar en cerrar la brecha remuneracional entre hombres y mujeres?
Acá lo central es retomar el crecimiento económico, ya que ese factor está más relacionado con la creación de empleo asalariado. Esto permitirá que más personas que hoy están con un empleo por cuenta propia puedan pasar a un trabajo más formal. Este es un cambio notable, ya que de inmediato pasas de recibir en promedio un ingreso de $276 mil a $516 mil, pero para eso se necesita que la economía permita volver a crear empleos asalariados. 

Considerando que las perspectivas económicas no son auspiciosas para el próximo año, ¿cuál es la perspectiva para las remuneraciones?
Los datos que deberían salir el próximo año y por cómo ha estado la economía es probable que se acentúe esta composición, donde aumenta el empleo por cuenta propia, por lo que no es descartable que siga al alza la brecha de género. Además, el Gobierno ha estado empezando a controlar más el crecimiento del gasto en remuneraciones del sector público y, por ello, parte del impulso que hubo este año podría frenarse. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon