Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rusia despliega mayor flota naval desde la Guerra Fría en Siria

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 Agencias

Rusia estaría trasladando a parte de sus flotas del mar del Norte y del Báltico a la región de Siria para reforzar la campaña aérea en apoyo al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, en el mayor despliegue desde el fin de la Guerra Fría, según un diplomático de alto nivel de la OTAN.

Rusia asegura que el despliegue tendrá como objetivo a las milicias del grupo extremista Estado Islámico, pero el diplomático de la OTAN ha señalado que la potencia militar está diseñada para expulsar o destruir a los 8.000 rebeldes de Alepo.

En tanto, los vecinos comenzaban a volver el miércoles al pueblo de Sheikh Amir, que está ubicado camino a Mosul y fue recapturado durante la noche por combatientes kurdos en los primeros días de la mayor ofensiva que haya sido lanzada contra el Estado Islámico.

Un túnel profundo, trampas con dispositivos explosivos improvisados y cuevas debajo de casas podían verse en el pueblo. En las cercanías, una mina antipersonal yacía medio enterrada en una calle de tierra.

Los residentes de Sheikh Amir encontraron un pueblo repleto de explosivos y atrincherado con defensas subterráneas, abandonado por los islamistas que se replegaron más cerca de Mosul, 30 kilómetros hacia el oeste.

Tres días después del inicio del ataque sobre Mosul, fuerzas kurdas y del gobierno respaldadas por Estados Unidos están recuperando territorio periférico antes del gran avance sobre la ciudad, que se espera sea la batalla más grande en Irak desde la invasión liderada por Washington en 2003.

El pueblo tenía una población mixta antes de que el Estado Islámico llegara, pero las casas chiíes fueron destruidas por los militantes que consideran a todos los de esa rama del Islam como personas infieles que deben convertirse o morir.

Mosul, el último bastión importante de combatientes del Estado Islámico en Irak, es cinco veces el tamaño de cualquier otra ciudad que el grupo militante haya tomado. Recapturarla sería un golpe decisivo para su autodeclarado califato.

Decenas de miles de efectivos del gobierno enfrentarán a un enemigo tenaz que ha tomado años para prepararse y tiene una historia de uso de escudos humanos. Una población de 1,5 millones de civiles estará en riesgo. Esta parte del norte de Irak está entre las más diversas del país, con muchos grupos étnicos y religiosos temerosos de ataques en represalia.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon