Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Salmoneras locales han reducido su dotación en 2.606 personas desde 2014

logotipo de Pulso Pulso 23-09-2016 Leonardo Cárdenas

Una fuerte caída en los puestos de trabajo en la industria salmonera se aprecia en los últimos estados financieros. La crisis de los costos y el impacto del Bloom de algas suscitado a principios de año siguen pasando la cuenta al sector que enfrenta un nuevo cambio regulatorio.

Sin embargo, los cambios en la dotación de la industria vienen de mucho antes. En los últimos dos años, 2.606 trabajadores han debido salir de empresas como AquaChile, Multiexport, Australis SeaFood y Camanchaca, según información pública presentada a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

En el año 2014, las cuatro compañías sumaban en total 13.303 trabajadores, mientras que en el presente año la cifra alcanza los 10.697.

En la industria sostienen que la baja en el número de empleados se debe a la mayor profesionalización y reestructuración del sector. Muestra de aquello es el plan que lleva adelante Marine Harvest, que previo a la crisis del virus ISA -que afectó directamente a varias empresas del sector- poseía una planta de 5.500 empleados. Hoy sus operaciones no superan los 800 trabajadores.

Sin embargo, las cifras actuales se ven influenciadas fuertemente por los efectos del Bloom de algas.

Durante el primer semestre la baja más notoria se aprecia en Empresas AquaChile, la mayor productora de salmones de Chile -ligada a las familias Puchi y Fischer-, que disminuyó su dotación en 30,8% entre diciembre de 2015 y junio del presente año, pasando de 5.290 a 3.659 trabajadores respectivamente.

De acuerdo con el análisis efectuado por la compañía, la pérdida por el evento antes mencionado alcanzó un valor de US$43,7 millones equivalentes a 9.398 toneladas de biomasa, lo que incluye los costos asociados al manejo de la mortalidad, los costos de traslado de peces vivos a centros de menor riesgo y la cosecha de emergencia en los centros afectados. 

Sin embargo, para el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón (Conatrasal), Alejandro Santibáñez el impacto generado a raíz del fenómeno es mucho mayor.

“Hoy en la industria salmonera hay unos 4.500 a 5.000 trabajadores menos a los que suman los otros que están detrás de los servicios y la relación es casi dos a uno. Eso nos podría dar entre 9.000 a 10.000 trabajadores en total”, advirtió el dirigente.

Por su parte, la noruega Marine Harvest que concluyó una profunda reestructuración en Chile, puso fin a 500 contratos, tal como lo había anunciado durante el mes de abril. Sin embargo, algo más alentador se vuelven las perspectivas, pues comienza la temporada de cosechas de Coho, una especie de salmón fuertemente apetecida en Japón y otros países asiáticos, y con un color naranjo más intenso.

Gastos caen

Ante la fuerte reducción en los puestos de trabajo, las salmoneras han continuado su periodo de ajustes por conseguir más rentabilidad. Invermar, controlada por la familia Izquierdo, es el ejemplo más claro de la fuerte reducción en los gastos de personal con 33,97% en el último año.

Le sigue Australis SeaFoods con una baja de 27,9% que ha seguido un plan enfocado en incrementar la rentabilidad en sus concesiones. AquaChile también ha bajado sus gastos en personal en 12,2%. 

Este proceso va en línea con el plan de acción que llevaba adelante el noruego Torben Petersen, y que ha continuado haciendo José Agustín Ugalde, como gerente general desde el mes de mayo.

“Los costos de distribución presentan una disminución de 23,3%, debido principalmente a menores gastos de almacenaje y frigoríficos. Por su parte, los gastos de administración presentan una disminución de 11,2%”, sostuvo en su último reporte financiero AquaChile. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon