Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sauditas estarían a favor de bajar la producción de petróleo

logotipo de Pulso Pulso 26-09-2016 Pulso y Agencias

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, se ha ofrecido a recortar su producción a los niveles de enero, de acuerdo a lo señalado por el ministro de Energía de Argelia, Noureddine Boutarfa, mientras en su país se preparan para acoger la reunión de productores de la OPEP esta semana.

Los precios cayeron 3,7% el viernes, después de que los sauditas indicaron que la reunión será consultiva y que es poco probable llegar a una decisión firme. Si bien los comentarios de Boutarfa no cambian ese escenario, sugieren que los principales miembros del cartel del crudo pueden aún estar dispuestos a trabajar por primera en un freno de la producción del grupo, desde que la organización dejó a sus miembros producir a voluntad a finales de 2014, haciendo que los precios se desplomaran. 

© PULSO

El mercado del petróleo está en un estado “mucho más crítico” que cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunió por última vez hace tres meses, Boutarfa dijo el domingo en una entrevista, en la que afirmó que “Arabia Saudita está dispuesta a congelar la producción a nivel de enero”, calificando a esta oferta como “un paso interesante”. 

Arabia Saudita bombeó un récord de 10,69 millones de barriles por día en agosto, en comparación con 10,2 millones en enero, según datos compilados por Bloomberg. Argelia quiere que el grupo reduzca su producción conjunta en 1 millón de barriles diarios, precisó Boutarfa.

Además de los saudíes, otros productores han hecho sus propuestas, añadió el secretario de Estado de Argelia más tarde en rueda de prensa, sin dar más detalles.

Sobre Oferta global

Más de 800.000 barriles de crudo por día adicionales están inundando el mercado mundial durante este mes en comparación con agosto, debido a que las bombas de Rusia están en su punto más alto y Libia y Nigeria restablecieron los suministros interrumpidos, de acuerdo con declaraciones de sus funcionarios del ministerio en cada uno de los dos países. 

El excedente va a durar más tiempo de lo pensado, hasta finales de 2017, debido a que el crecimiento de la demanda y la oferta han demostrado resiliente, según el análisis de la Agencia Internacional de la Energía. La caída del crudo ha puesto presión financiera sobre los miembros de la OPEP, desde Arabia Saudí hasta Gabón.

“La situación desde la última reunión de junio ha empeorado”, dijo Boutarfa, que ha estado involucrado en conversaciones con Arabia Saudita y otros miembros en la previa a la reunión. “Por lo que es importante ver qué medidas se pueden adoptar en el corto plazo y muy corto plazo para encontrar una solución a esta situación que no está ayudando a ninguno de los países de la OPEP”.

En una línea similar, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, también abogó a favor de una acuerdo para frenar la producción en la reunión en Argelia, asegurando que de no ser así “las consecuencias pueden ser muy graves. Se puede desintegrar la propia OPEP (...) Este problema no ha sido económico, ha sido político y geopolítico (...) incluso hay grave riesgo que se desplomen de nuevo los precios del petróleo”. 

Rusia, por el contrario no considera “crucial” lograr un consenso para estabilizar los precios globales del crudo que incluya un congelamiento de los niveles de producción. “Para nosotros, en principio, no es crucial, pero creemos que el proceso de reequilibrio del mercado podría avanzar. Es beneficioso para todos”, dijo el ministro de Energía Alexander Novak.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon