Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se profundizan perspectivas de menor inflación en Chile por apreciación del peso

logotipo de Pulso Pulso 13-12-2016 F. Guerrero y C. Alonso

La inflación dejó de ser un problema para el Banco Central, lo que contrasta con lo que está pasando en algunos países desarrollados, en especial en EEUU.

Eso es por lo menos lo que se desprende de la Encuesta de Expectativas Económicas de diciembre del Banco Central, ya que las perspectivas apuntan a que los precios en los próximos 11 meses se ubicarán en 2,9%, mientras que a 23 meses plazo las previsiones se sitúan en 3%.

Pero para que la inflación llegara a situarse en el centro del rango meta del Banco Central de 3% -hoy se ubica en 2,9%-tuvo que pasar bastante tiempo, puesto que los precios estuvieron por arriba del techo del rango meta del ente rector de 2% y 4% durante 28 meses, influido principalmente por el efecto en los precios internos del tipo de cambio, luego que el peso se ha apreciado en las últimas semanas como consecuencia del mayor precio del cobre. Esto, a pesar de que en el contexto internacional el dólar se ha fortalecido.

Tras la irrupción de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos, los mercados mostraron bastante volatilidad llevando nuevamente a que la divisa norteamericana escalara hasta los $670, y sembrando dudas sobre los efectos que podría tener en los precios internos. Sin embargo, a medida que pasaron los días dicho efecto se fue disipando dejando atrás las jornadas alcistas. Pero no sólo ha dejado de subir, sino que se ha reducido en $25 durante las últimas dos semanas, hasta ubicarse en niveles de $650 al cierre de ayer. Asimismo, los indicadores de alza de salarios siguen mostrando una desaceleración, contribuyendo a la reducción de las presiones inflacionarias subyacentes coherentes con el objetivo de 3% del Banco Central. Es más, pese a que la inflación de noviembre estuvo por sobre las expectativas, que esperaban una nula variación, ha convergido al centro del rango meta del Banco Central, y muestra también señales claras de desaceleración en todos sus indicadores subyacentes.

Para diciembre, se espera nuevamente 0,1%, por lo que el año finalizaría en 3%. Ello, sumado a la reciente apreciación del peso, ha reducido la preocupación por eventuales efectos de segunda vuelta pese a que el IPC servicios persiste en torno al 4%.

Los expertos coinciden en que en 2017 la inflación estará estable en torno a la meta del Banco Central, influido principalmente por la depreciación del dólar y por el menor crecimiento de la economía.

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, sostuvo que “las perspectivas indican que la inflación irá consolidándose en niveles cercanos a los actuales y por ende prevén esperan que a diciembre de 2017 llegue a 2,7%”.

Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados indicó que habrá menores presiones de demanda por el menor crecimiento, por lo que por el lado de la actividad no habrá riesgos. En ese sentido, Rojas sostuvo que “es probable que la inflación esté a la baja en los primeros 6 a 7 meses, acercándose a niveles de 2,2% en julio, para luego comenzar a subir hasta niveles más cercanos a 3% hacia fines del próximo año”, subrayó el economista.

Así las cosas, Rojas afirmó que “está claro que la tendencia inflacionaria tomó un ritmo bastante más moderado que el que venía trayendo y eso ha quedado reflejado en las expectativas inflacionarias consolidando la inflación en torno al 3%”, indicó Rojas.

Alejandro Fernández, economista de Gemines Consultores, añadió que “el tipo de cambio se mantendrá controlado en niveles similares a los actuales, por ello, en ausencia de otros shock importante como un alza repentina del petróleo, la inflación se moverá en torno al 3%, meta del Banco Central”.

Riesgos

Los expertos afirman que los principales riesgos que podrían cambiar la inflación es que la Reserva Federal (Fed) tenga que subir más rápidamente la tasa de interés de lo que tiene incorporado el mercado, ya que eso podría afectar el tipo de cambio. Hoy se espera que la Fed concrete un alza de su tasa de interés y anuncie dos incrementos adicionales el próximo año (ver nota relacionada). Si eso cambia, puede impactar en la inflación esperada para Chile. Otro de los riesgos es que el petróleo presente un shock alcista en los precios. Tom Pugh, especialista de petróleo de Capital Economics afirmó que “esperamos que 2017 termine en US$60 el barril, porque no esperamos que todos los recortes anunciados se concreten y porque otros recortes se verán compensados por mayor producción en EEUU y otros lugares. En el corto plazo podía tocar US$60 el barril, en la antesala de los recortes antes de volver a caer”.

Baja de TPM en enero

Hoy Mario Marcel preside su primera Reunión de Política Monetaria. Para esta instancia, el mercado espera que se mantenga en 3,5%, pero existe discrepancia sobre un eventual cambio de sesgo desde su actual nivel neutral a expansivo. No obstante, el consenso del mercado reflejado en la Encuesta de Expectativas Económicas espera que el ajuste a la baja se materialice en enero, aunque surgen voces que alertan que puede ser “muy pronto”. En este punto, Rojas afirmó que “el BC debería moverse más cerca de marzo” y  Fernández, acotó que “no veo un recorte de la TPM tan pronto como enero. Sería algo prematuro”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon