Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sector de Martínez se resta de reunión de nueva mesa CUT con el Gobierno

logotipo de Pulso Pulso 12-09-2016 Juan Pablo Palacios

Entre hoy y mañana se realizará una reunión entre la Presidenta Michelle Bachelet y la mesa directiva de transición de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), encabezada por Bárbara Figueroa (PC) y Nolberto Díaz (DC), que impidió que Arturo Martínez (PS) asumiera como presidente, pese a haber obtenido la primera mayoría de los votos en las elecciones. En la cita también participarán la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, y el titular de Hacienda, Rodrigo Valdés.

El encuentro fue convocado para analizar los cambios al sistema de pensiones e inicialmente el Gobierno tenía considerado realizarlo durante agosto. Sin embargo, la tardanza en la entrega de resultados de los comicios y las acusaciones de fraude y manipulación del Colegio Electoral de la Central, llevaron a posponer la reunión hasta que se definiera una nueva mesa.

Bárbara Figueroa logró retener la presidencia de la CUT, tras un acuerdo con la lista de Nolberto Díaz, quien asumió la secretaría general que ocupaba Martínez. 

En tanto, el histórico dirigente socialista salió de la primera línea de mando y hasta ahora no ha asumido ninguna de las vicepresidencias y otros cargos que quedaron disponibles en el comité ejecutivo.

Desde el sector de Martínez cuestionaron la realización de la bilateral con el  Ejecutivo y se restaron de la convocatoria. Calificaron la cita como un acto de legitimación de parte del Gobierno hacia la mesa transitoria encabezada por Figueroa y Díaz. “No vamos a ser parte de este encuentro. Además no hay nada que conversar con un gobierno que aprobó una mala Reforma Laboral”, dijo Martínez.

© PULSO

Por su parte, la ministra Rincón dijo el viernes que la nueva mesa es un interlocutor válido para el Gobierno.    “Ellos tienen una directiva que son nuestro interlocutor, como tenemos un interlocutor en la CAT (Central Autónoma de Trabajadores)  y en la UNT (Unión Nacional de Trabajadores) y en el sector empresarial. (…) Por supuesto son una contraparte válida”, aseveró.

Sobre la acusación de intervención del Ejecutivo que hizo Martínez, Rincón se limitó a decir:  “nosotros somos súper respetuosos de la libertad sindical  y creo que es lo que corresponde”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon