Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sector público entregará mañana al Gobierno propuesta de reajuste salarial

logotipo de Pulso Pulso 18-08-2016 Juan Pablo Palacios

Con más de dos meses de anticipación, la mesa que componen 16 gremios del sector público llegarán mañana hasta Teatinos 120 para entregar a los ministerios de Hacienda y del Trabajo su petitorio para iniciar la negociación por el reajuste sectorial de salarios.

Habitualmente dicha discusión se realiza en el mes de noviembre, sin embargo, las organizaciones decidieron este año presionar al Gobierno para adelantar el proceso, con el fin de evitar que el debate coincida con el despacho del Presupuesto 2017. Los gremios también esperan no repetir la experiencia del año pasado, que implicó que ante la débil situación económica se aprobara un reajuste nominal de 4,1% y un bono de término de conflicto de $70 mil.

“La propuesta debe ser acompañada de movilización para que efectivamente tenga fuerza”, dijo Raúl de la Puente, presidente de la ANEF.

Uno de los primeros acuerdos de los gremios es solicitar un incremento de remuneraciones en torno a un 7,5%. “La cifra va a estar un poco bajo el 8%. No vamos a pedir algo por sobre ese porcentaje porque se está consciente que no es bueno el momento económicos”, señaló uno de los dirigentes.

Desde la mesa precisan que dicha decisión responde a una dosis de mayor realismo frente a las menores expectativas de crecimiento económico. Sin embargo, enfatizan que ello no significará renunciar a un reajuste que permita recuperar el poder adquisitivo perdido tras la última negociación.

Otro personero puntualizó que la cifra “no estará muy abajo de eso porque asumimos que la inflación, entre noviembre 2016 y noviembre de 2017 va a estar en 3,6% y vemos una cifra de reajuste real que esté por encima de la proyección de crecimiento de la economía. Es decir vamos a estar por encima del 7%”.

Trascendió que la propuesta incluiría, además, la instalación de una mesa de trabajo que acelere la discusión de una reforma al sistema de pensiones. “El caso de los jubilazos en Gendarmería presionó más por un cambio de verdad a las pensiones”, dicen desde los gremios.

También informaron que el bono por término de negociación que pedirán sería cercano a los $300 mil.

Estrategia del Gobierno. Fuentes cercanas a Teatinos 120 dicen que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aún no habría tomado una definición respecto de acoger o no en lo formal la propuesta de los gremios de adelantar la negociación por el reajuste del sector fiscal. No obstante, señalan que lo más probable es que se deseche dicha posibilidad y que se activen las conversaciones recién en noviembre. Precisan que por ahora la cartera está enfocada en el diálogo con los actores para buscar un acuerdo nacional que viabilice la reforma al sistema de pensiones, y en el diseño del Presupuesto fiscal del próximo año.

De acuerdo a estimaciones de Libertad y Desarrollo (LyD) y de otras entidades, que se hicieron sobre la base del debate de 2015, en caso que un alza salarial fuera de un 4,5%, el desembolso fiscal sería de US$1.668 millones.

En tanto, si se acuerda en el Congreso un incremento de un 6%, el gasto fiscal se elevaría a casi US$2.000 millones.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon