Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Senado brasile�o define en marat�nica sesi�n futuro de la Presidenta Dilma Rousseff

logotipo de Pulso Pulso 10-08-2016 Catalina G�pel

Mientras los ojos del mundo están sobre los Juegos Olímpicos de Rio 2016, en Brasilia el pleno del Senado se reunió en la mañana del martes para dar inicio a una maratónica sesión para votar sobre el informe presentado por el relator del proceso, el senador Antonio Anastasia que pide remover definitivamente de sus funciones a la suspendida Dilma Rousseff. 

© PULSO

“Quedó demostrado que la presidenta Dilma Rousseff violó principios sensibles de la Constitución”, dijo Anastasia antes del inicio de la sesión del Plenario.

En una acalorada jornada, el senado brasileño rechazó la apelación de la defensa de Rousseff, que pedía suspender el juicio en su contra por sospechas de corrupción contra el líder interino, Michel Temer. Mientras a las afueras del edificio parlamentario, una multitud eufórica se reunía bajo los lemas de “Fuera Temer y Vuelve Dilma”.

La apertura de la sesión, que duraría en total unas 20 horas, estuvo a cargo del presidente del Senado, Renán Calheiros, que entregó la dirección al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, quien decidió interrumpir en reiteradas ocasiones la sesión. Pero poco antes de las 18 horas de Chile, el presidente del Tribunal Supremo dijo que ya no habrían más pausas, mientras que Calheiros aventuró que el Senado debía completar la votación antes de la medianoche (de ayer).

Al cierre de esta edición los medios brasileños y el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), estimaban que según los debates realizados durante la jornada del martes, el impeachment sería aprobado por 60 votos. 

LA SESIÓN. El encuentro que  concluirá hoy, necesita de solo 41 votos de los senadores para avanzar hacia la fase definitiva del proceso que se realizaría entre el 23 y 26 de este mes, en que el Senado deberá volver a pronunciarse, a través de una mayoría de dos tercios (54 votos) para despojar a la presidenta de su mandato.

Carlos Caceido, analista senior de IHS para Latinoamérica, señala que las probabilidades de que se confirme a Temer como nuevo presidente son altas, agregando que la “destitución del Rousseff reduciría la incertidumbre política y económica”, lo que a su juicio, permitirá a Temer gobernar hasta el año 2018 y ser capaz de aplicar políticas que hasta el momento se han puesto en espera por la incertidumbre.

LO QUE VIENE. El camino hacia la destitución parece cada vez más cercano y no mucho cambió desde el 4 de agosto, cuando una amplia mayoría la Comisión Especial aprobara el documento que pide relevar a la mandataria definitivamente de sus funciones, por 14 votos contra 5, permitiendo avanzar hacia el impeachment. 

Rousseff, que fue suspendida el pasado 12 de mayo, es acusada de crímenes de responsabilidad por maniobras que alteraron los presupuestos y de irregularidades fiscales como la contratación de créditos para el Gobierno con la banca pública. 

Manuel Restrepo, analista de XP Securities para Latinoamérica señaló que al igual que otros economistas se encuentra “optimista que Brasil podrá dejar la historia de Dilma Rousseff atrás y enfocarse en crear un plan de emergencia para salir de la crisis que tiene hundido al país. Un país con perspectivas de caídas de 3,5% en su economía, inflación y desempleo de doble dígito, y que no tienen mucho más para perder”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon