Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sergio Torretti, de la CChC: "Dentro de la infraestructura que el país necesita hay que sacar la parte política"

logotipo de Pulso Pulso 17-11-2016 C. Cabello y L. Aravena

En Iquique se llevó a cabo entre el 9 y 11 de noviembre el último Consejo de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Ell presidente del gremio constructor, Sergio Torretti, revela que en dicha instancia analizaron varios temas sectoriales y transversales del país.

Uno de los temas coyunturales que abordaron fue el efecto que tendrá el paro de los trabajadores públicos en el sector, que ha retrasado el ingreso de las carpetas de aprobación de proyectos inmobiliarios con venta exenta de IVA. Torretti afirma que han pedido al Gobierno y al Parlamento evaluar la posibilidad de prorrogar la fecha límite para el ingreso de estas carpetas establecida por la Reforma Tributaria para el 31 de diciembre de este año.

Con respecto a los temas país, ¿cuáles analizaron en el Consejo de la semana pasada?
Conversamos que el tema número uno hacia adelante es el crecimiento del país. Y obviamente, mientras no aclaremos o se terminen de arreglar lo que han sido las reformas, es muy difícil que la inversión vuelva a tomar fuerza. En ese sentido, pensamos que es importante que cuanto antes se vayan definiendo las candidaturas presidenciales a futuro. Por sí solo, eso ayuda a alentar un poco las expectativas. Ese es un punto en que yo creo que dada la situación en que estamos hoy día de gobernabilidad es importante que se defina lo antes posible para tener una luz de lo que vendrá.

Y en cuanto a la esfera política, ¿Cuál es su diagnóstico tras las elecciones municipales?
Todo lo que pasa en el país y lo que pasó en materia de elecciones, obedece a factores. Y lo que nos parece bien es que esta suma de factores ha hecho replantearnos la forma de enfrentar los problemas de una forma distinta a cómo lo veníamos haciendo.

Cuando dice que ha habido un cambio en cómo replantear y enfrentar los problemas, ¿se refiere a que ha habido un giro del Gobierno con el sector privado?
Veo que hay un mayor grado de convicción de que los temas los tenemos que consensuar. La experiencia que tuvimos como país en los últimos 30 años es que avanzamos, porque fuimos capaces de conversar, de discutir con altura de miras y de consensuar con una mirada país los temas. El país no está -ni el mundo está- para actuar de una manera en que “porque yo tengo una mayoría, hago lo que quiero”. Aquí tenemos que actuar conjuntamente, tenemos que apoyarnos, conversar y asociarnos en la solución de los problemas.

Se acerca un cambio de gabinete. En este contexto, el ministro Rodrigo Valdés ha sido criticado por el austero Presupuesto 2017 y la negociación del reajuste del sector público ¿Cuál es su visión de él?
Creemos que el balance de las cuentas públicas es esencial y en ese sentido, vemos como absolutamente responsable la actitud del ministro Valdés. Lo apoyamos ampliamente, porque con las cuentas fiscales y con esos equilibrios no se juegan.

¿Entonces, sería una señal negativa que la Presidenta Bachelet decidiera sacar a Valdés del gabinete?
Yo creo que le haría mucho daño al país.

La Sofofa anunció que iba a enviar propuestas a los candidatos presidenciales para que los tomaran en cuenta en sus programas ¿ustedes harán lo mismo?
Nosotros las estamos haciendo hace dos meses. Ese proceso lo está encabezando el gerente de Estudios, Javier Hurtado. 

”LAS CONCESIONES SON LA ÚNICA SOLUCIÓN”
En temas sectoriales, ¿cuáles son las principales inquietudes que surgieron en el Congreso?
Estamos preocupados por el desarrollo de la infraestructura en el país. Tenemos un déficit de infraestructura para los próximos diez años que suma US$151 mil millones y la inversión estatal que tenemos para la infraestructura no cubre, ni en los buenos tiempos, más de un 20% de este volumen de inversión. Por lo tanto, hay una sola manera de abordar este déficit, y es a través de la inversión privada y las concesiones. Por eso esperamos que estas dos leyes, el Fondo de Infraestructura y la Dirección General de Concesiones, de aquí a fines de diciembre o en los primeros meses del próximo año, vean la luz.

¿Y cuál es la visión del gremio frente al tratamiento que le ha dado este Gobierno al sistema de concesiones?
Hemos tenido una visión compartida en muchos aspectos porque después de lo que se hizo en el gobierno del Presidente Lagos caímos en un déficit y vimos un desprestigio de las concesiones y hoy estamos en un franco periodo de resolver ese tema. Las concesiones son la única y la mejor solución. No podemos demorarnos 50 años en tener lo que podemos tener en 10 años, no hay ninguna justificación para no avanzar en este sentido.

Este Gobierno sacó varios hospitales de la cartera de concesiones, ¿debiese un futuro gobierno incluir este tipo de infraestructura nuevamente?Por supuesto. Tenemos el programa 20-20-20, ¿y cuánto se ha ejecutado de eso? Si el Estado no tiene los recursos para haberlo hecho. Si yo no tengo los recursos, qué saco con ponerme un plan ambicioso y necesario como ese, tengo que buscar la forma de hacerlo y esta es la única forma. Dentro de la infraestructura que el país necesita hay que sacar la parte política, y eso se saca con esta mirada de país de mediano y largo plazo. 

¿Cómo ve las perspectivas para el sector construcción para 2017?
Este sector está bastante deprimido. Para este año estimamos un crecimiento para el sector de 0% y el próximo año podría ser de nuevo 0% o algo negativo. Desde ese punto de vista, no son auspiciosas las cifras en general. Respecto al sector vivienda, tenemos dos grandes problemas: la escasez y encarecimiento del suelo. Eso de por sí, es una segregación, contrario a lo que está tratando de hacer el gobierno con los programas. Tenemos una contradicción vital respecto de algo que queremos tratar de lograr. Y la raíz de estos problemas es la falta de planificación y de los elementos que tenemos para planificar el crecimiento de las ciudades. El sistema que tenemos para abordar el desarrollo y la planificación de las ciudades, cómo manejamos los planos reguladores en este país, es un desastre. El plan regulador de Iquique lleva 32 años vigente, eso es una aberración, no es admisible.

Varias comunas han ido modificando los planes reguladores pero precisamente para disminuir la altura de las construcciones.
Eso es equivocado. Con este congelamiento o esta medida políticamente rentable en votos de no permitir edificios, lo que estamos haciendo es segregando. El problema es que nada de esto se está haciendo con una mirada país, se está haciendo con una visión mezquina y de conveniencia política. La solución es que busquemos una institucionalidad con una mirada y visión país respecto a la solución de estos temas. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon