Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sindicato de Escondida defiende con guerra de cifras su petitorio

logotipo de Pulso Pulso 13-01-2017 Pulso

“Es un chiste”, así definieron desde el sindicato de Escondida -que agrupa a cerca de 2.500 trabajadores- la contrapropuesta presentada por la empresa ayer en el marco de la negociación directa.

Y es que, según indicaron los mismos trabajadores, el documento de la empresa no dista en absoluto con la primera propuesta presentada, la que incluye una “reducción” de beneficios y un reajuste salarial acorde al índice de precio del consumidor (IPC), bastante lejos de lo que piden los operarios.

“Nos damos cuenta que la empresa está instalando un conflicto abierto con los trabajadores, ya que está ratificando en la mesa con los representante de los trabajadores una clara postura no solo de rechazo al petitorio, sino que definitivamente a mostrado una intención de reducir beneficios de los trabajadores”, explicó el vocero del sindicato, Carlos Allendes. 

Y es que para los trabajadores el petitorio, en el que solicitan -en una primera instancia- un reajuste de 7% en la remuneración, sumado a un bono por término de conflicto de $25 millones y una serie de beneficios habitacionales, de salud y educación, no sería excesivo para los trabajadores considerando la posición de la primera productora de cobre del mundo.

Esto, según explican, por la posición de la minera en relación con sus pares, tanto en caja como en productividad. “En productividad anual de cobre fino, un trabajador de Chuquicamata produce 30 toneladas de cobre al año, mientras que el trabajador de Escondida tenemos 100 toneladas de cobre al año. No hay comparación”, dice Allendes.

Asimismo alegan que la baja en el precio del metal rojo es solo transitoria, proyectando un precio para el cobre de entre US$2,5-US$3 la libra de cobre; al tiempo que estiman que la puesta en marcha de las tres plantas concentradoras permitirá elevar su producción en el mediano plazo sobre los 1,2 millones de toneladas métricas de cobre fino al año.

“Es un chiste, porque ellos aluden que tienen prácticamente pérdidas, y dentro de los mismos planes que ellos nos han entregado estiman, de acá a un año, producir sobre 100 mil toneladas de cobre adicionales. Esto significa que en un año producirán  sobre 1,2 millones de toneladas métricas de cobre fino anualmente, y tendrán ingresos de explotación que superarán los US$7.000 millones al año”.

A esto se suma, indica una presentación realizada por los trabajadores, que los costos de producción se han ido reduciendo, registrándose en 2016 una baja de 27% en el costo directo de explotación. 

Estos planteamientos tuvieron eco al interior de la minera. “El precio es solo una de las variables que marcan el contexto de nuestra oferta, ya que debemos sumar factores como la baja progresiva en nuevas leyes de mineral, la mayor profundidad de nuestros rajos y un aumento en los costos de producción. Por ello es que con miras a los próximos 25 años, Escondida debe adecuarse a las demandas del contexto actual, que es muy distinto a los tiempos pasados”, dijo el vicepresidente de asuntos corporativos de Minera Escondida, Patricio Vilaplana, en una entrevista con el Mercurio de Antofagasta.

Asimismo, el ejecutivo en cuanto a la alta productividad de los trabajadores, indicó que “en Escondida sabemos que aún nos queda mucho por hacer para estar dentro de las mejores operaciones del mundo”.


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon