Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Somerville y casos empresariales: "Todos sabíamos que había información privilegiada en los negocios, que había conflicto de interés"

logotipo de Pulso Pulso 09-09-2016 Miriam Leiva P.

¿Comparte el diagnóstico de Lagos de que hay una crisis institucional? 

-Al menos hay algunas que funcionan como la de los fiscales. Se han descubierto los pagos ilegales de las empresas, las colusiones, y eso quiere decir que las instituciones funcionan. Creo que los casos Penta, Caval, Corpesca, SQM, tienen un lado positivo y es que se destapó la olla y eso es muy importante en un país donde siempre hay complicidades, donde las cosas se dicen por atrás, donde nadie las dice cara a cara.

¿Dónde estaría la parte positiva?

-Acá los titanes empresariales han metido la pata y los gremios han sido muy acomodaticios, porque también esta es una sociedad pequeña y toda la clase dirigente chilena, sobre todo en la derecha, se conocen: los mismos matrimonios, las mismas iglesias, esa es la verdad, esta una sociedad muy conservadora donde todos están con todos. Ahora hay fortalezas, y a lo mejor Engel no logró lo que quería pero se avanzó mucho; y a futuro hay prácticas que no van a volver: ninguna empresa va a dar un peso, quién va a emitir una boleta a futuro, habría que ser loco.

Pero eso es lo que irrita a la gente, eso de todos con todos.

-Es que para la gran masa que no es parte de este establishment, estos temas son horribles, generan desconfianza, desprestigio en el ciudadano medio y aparece la corrupción como un tema importante. Pero gracias a aquello vimos que el nivel ético no era tan espectacular como se decía, y todos lo sabíamos, sabíamos que había información privilegiada en los negocios, que había conflicto de interés, la ética chilena de palabra era mucho más que la realidad, no éramos los ingleses ni los suizos de Latinoamérica. Y eso se destapó y la justicia empezó a actuar y eso es bueno.

¿Lo sorprendió la acusación de colusión del papel tissue que involucra a la Papelera (CMPC)?

-¡Increíble! Uno pensaría que esas empresas deben tener gobiernos corporativos con comités de auditorías, auditorías externas, códigos de conducta, no sé qué falló. Acá se destapó el sistema y la clase política debería haber dicho: “todos lo hemos hecho, era la forma que se financiaba la política y no se hará más”, hacer un mea culpa, y no esconderse con malos argumentos, casi infantiles, que nadie creía.

¿Cómo cree que se han comportado los gremios a la hora de enfrentar esto?

-Personalmente creo que los líderes empresariales podrían haber sido más categóricos. Pero es parte de la cultura nacional y de la integración social tan especial que hay en Chile, donde están todos relacionados: si uno dijo algo pesado de alguien, llega el hijo y le dice dijiste algo pesado de fulano que es amigo mío. La cohesión de la elite en Chile es un dato de la causa. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon