Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Susana Carey y su salida de Asach: "Considero que ya cumplí una etapa. La renovación de los liderazgos es buena"

logotipo de Pulso Pulso 25-08-2016 Katherina Maraza

Tras seis años encabezando la Asociación Nacional de Supermercados de Chile (Asach), Susana Carey decidió dar un paso al costado.

“Cumplí una etapa”, asegura, y plantea que su plan es traspasar gradualmente la posta a “un nuevo líder de la industria”. Por ahora una de sus principales tareas, además de su participación en otros directorios, será continuar impulsando la presencia de mujeres en directorios y cargos de relevancia. 

En entrevista con PULSO, repasa además sus principales focos de trabajo en el gremio y se refirió a los efectos de las reformas llevadas a cabo durante el Gobierno actual, haciendo un llamado a dar más espacio al sector privado para participar en los procesos de discusión pública. 

Ya son seis años en este cargo, ¿por qué decide dejarlo?
Considero que ya cumplí una etapa. Ha sido espectacular en lo humano como en lo profesional. Una oportunidad de crecimiento, de desarrollo… De desarrollo del sector también. Tiene que ver con que creo que hay otra etapa y es bueno que lo pueda tomar otro líder de la industria. La renovación de los liderazgos en cualquier institución es buena y seis años, al menos en esta industria, es una etapa en que uno puede hacer cosas y al mismo tiempo puede hacer la posta para que otro continúe (...) Me voy muy satisfecha con lo logrado.

¿Cuáles son sus planes tras la salida de la Asach?
Primero, hacer una transición. De aquí a fin de año deberíamos hacer un traspaso ordenado. Espero hacer una buena posta a la persona que tome este liderazgo, en ese sentido no hay apuro. Hoy ya estoy en muchas actividades, varios directorios: Tricot, AFP Provida, Fundación Emplea -del Hogar de Cristo-, entonces voy a seguir con eso y con otras actividades. También estudiando algunos proyectos, pero eso está muy en verde.

Seguirá ligada a la industria de una u otra forma...
Eso siempre está. No sé de qué manera ni de qué forma, pero sí. He aprendido mucho estos años. Lo otro es que tengo una agenda propia, que es la de mayor participación e incorporación de mujeres, que siempre va a estar presente.

¿Cómo ve el avance de este tema?
Partamos por el lado positivo, ha habido avances. Al menos en los gremios me ha tocado presenciar el aumento de mujeres como consejeras, directoras. Cuando yo llegué era la única mujer y hoy somos tres en el directorio de Asach. En Sofofa también hemos triplicado el número  de consejeras, en la Cámara Nacional de Comercio, etc. Ahora, es absolutamente insuficiente, pero el tema al menos está instalado. Hoy, por ejemplo, hay 6% de mujeres en directorios y si no hacemos nada vamos a seguir en 6%.

¿Cuáles han sido las principales tareas que desarrolló en la asociación?
El aspecto laboral fue una de las primeras cosas que nos tocó abordar, primero con un buen diagnóstico. Hicimos un estudio laboral y vimos que era un sector donde había personas que trabajaban mucho tiempo pero nada acreditaba su experiencia. Hoy, una persona que lleva 10 años trabajando puede acreditar que cumple un estándar definido por la industria. Llevamos 5 mil personas certificadas en los últimos 5 años. También hemos desarrollado programas de contratación de adultos mayores. Otro desafío es el abastecimiento responsable, el tema de inocuidad es muy crítico (...) Hay un trabajo con otros gremios en la responsabilidad extendida al productor, el reglamento de etiquetado, en mantener cadenas de frío. Y mucho más.

¿Cómo diría que ha cambiado la industria?
Esto de fijar estándares genera cambios en cada local, en cada operación, cada supermercado y va en beneficio del sector pero también de los consumidores. Eso es un esfuerzo. Son 1.400 locales a lo largo de todo Chile que hay que velar por  que el estándar pueda ser parejo en todas partes. Si uno ve una evolución hay una mejora general. El otro cambio es un empoderamiento del consumidor. Eso es súper importante y donde más se puede vislumbrar es en un supermercado. Ahora viene y crece sostenidamente la compra en línea. Es otro cambio que persiste y seguramente van a haber cambios en la forma de atenderse, hay todo tipo de cajas, con cajeras, auto atención, etc.

¿Cómo evalúa las reformas que se han llevado a cabo en el último tiempo y su impacto en la industria?
Más general, la falta de espacio, de colaboración y de construcción conjunta de estas reformas ha sido un vacío. La construcción o colaboración público privada ha sido un déficit. La falta de acogida de la empresa como un actor más. No podemos estar fuera de la mesa. Hoy día enfrentamos un crecimiento muy mediocre, no estamos en recesión, pero ¿quién se puede conformar con un 1% de crecimiento? No es suficiente, no es lo que merecemos y podemos hacer mucho más.

¿Cuál es el impacto de la Ley de Etiquetado en este par de meses que lleva en vigencia?
Primero compartimos el diagnostico y también la necesidad urgente de mejorar los hábitos de consumo, nadie puede negar eso. Ahora, llevamos más de un año trabajando en la implementación del reglamento, porque es un impacto en más de diez mil productos que hay que revisar tratando de entender, con muchas cosas que faltaba entender y que hemos trabajado en conjunto con los proveedores y la autoridad para entender todos lo mismo. 

Ha sido difícil la implementación y considero que ha sido muy exitosa. A veces los sumarios que han existido es porque no está tan claro el reglamento, especialmente en temas de publicidad y marcas registradas que es donde más grises hay. No hablaría de incumplimiento, sino que estamos aprendiendo cuáles son los límites en cosas que no son tan blanco y negro. Quiero destacar que ha habido un esfuerzo enorme en cumplir. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon