Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Típico chileno": la elección del régimen tributario

logotipo de Pulso Pulso 12-10-2016

Dicen que una conducta típica de los chilenos es dejar el cumplimiento de nuestras obligaciones para el último minuto en que esto sea posible, o bien, derechamente cumplirlas con retraso, aunque no cabe duda que la generalidad termina cumpliéndolas.

Ya pasaron las Fiestas Patrias y pronto aparecerá el viejito pascuero en las vitrinas. Estamos a mediados de octubre y, por tanto, quedan menos de tres meses de plazo para que las empresas que desarrollan actividades gravadas con el Impuesto de Primera Categoría puedan ejercer informadamente la opción por acceder a uno de los nuevos regímenes generales de tributación que entrarán en vigencia a contar del 1 de enero de 2017, con motivo de la Reforma Tributaria, a saber, régimen de renta atribuida o parcialmente integrado. Lo anterior, sin perjuicio de que cuando cumplan los requisitos, puedan optar por uno de los regímenes tributarios destinados a la micro, pequeña y mediana empresa, como son el régimen de renta presunta o el régimen simplificado establecido en el artículo 14 ter, letra A.

No todas las empresas pueden ejercer la opción de acceder al régimen de renta atribuida, puesto que las sociedades anónimas y en comandita por acciones se incorporarán al régimen parcialmente integrado. Tampoco podrán acceder al régimen de renta atribuida, las comunidades, sociedades de personas o sociedades por acciones, que tengan a lo menos un comunero, socio o accionista que no sea contribuyente del impuesto global complementario y/o adicional, como sería el caso que ese comunero, socio o accionista fuera una sociedad de personas constituida en Chile.

Aquellas empresas que hayan iniciado actividades antes del 1 de junio de 2016 y sí puedan optar por un régimen u otro, deberán hacerlo antes del 31 de diciembre, cumpliendo con las formalidades que establece la ley, y que el SII ha regulado mediante la resolución exenta N° 93 de 2016. De esta manera, los contribuyentes deberán informar mediante una declaración a través del Formulario N° 3264 directamente en la dirección regional correspondiente a su domicilio o a través de la página web del SII, cumpliendo con los demás requisitos que la ley dispone. Por ejemplo, en el caso de las comunidades, dicho formulario deberá ser suscrito por la totalidad de los comuneros, y en el caso de las sociedades de personas y por acciones, además de presentar tal declaración firmada por el representante de la empresa, deberá constar mediante escritura pública el acuerdo unánime de socios o accionistas por el régimen respectivo.

No ejercer la opción dentro del plazo señalado, o ejerciéndola sin cumplir los requisitos legales, implicará que a la empresa le corresponderá por defecto el régimen que la ley establece. Así, por ejemplo, los empresarios individuales se incorporarán al régimen de renta atribuida, y las sociedades por acciones al régimen parcialmente integrado. Las empresas individuales de responsabilidad limitada, comunidades y sociedades de personas, se incorporarán al régimen de renta atribuida cuando su propietario o la totalidad de sus comuneros o socios, sean exclusivamente contribuyentes del impuesto global complementario. Si el propietario, o al menos un comunero o socio fueren contribuyente del impuesto adicional, se incorporarán al régimen parcialmente integrado.

La recomendación es informarse acerca de los alcances de uno y otro régimen, a evaluar el impacto para la empresa y sus propietarios, y a optar con calma y tranquilidad por el más adecuado para la empresa atendidas sus particularidades. ¡Que no nos pille el plazo!

*El autor es socio KPMG.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon