Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tecnología clave para aumentar la productividad

logotipo de Pulso Pulso 28-07-2016

La creciente tasa de movilidad empresarial y el desarrollo de tendencias como la consumerización, sin duda están forzando a las compañías que comercializan tecnología a encontrar nuevas y mejores formas de hacer las cosas, proporcionando a los clientes soluciones que les permitan llevar a cabo su anhelada transformación digital.

Dicho proceso no sólo mejorará sus niveles de eficiencia, sino que también les proporcionará la capacidad de ser más productivos. Pero tal como sostiene un artículo de la OCDE, la productividad consiste en “trabajar de forma más inteligente”, no en “trabajar más intensamente”, pues “refleja la capacidad de producir más mejorando la organización de los factores de producción gracias a nuevas ideas, innovaciones tecnológicas y nuevos modelos de negocio”

Pero, ¿cuál es el sustento de todo eso? En mi opinión, para mejorar la productividad y la eficiencia de una compañía es vital aumentar la cooperación al interior de los equipos de trabajo. Cooperar es mantener objetivos comunes, generar empatía, respetar y conocerse, eliminando las distancias. Es trabajar coordinadamente a través de múltiples herramientas, acercando a las distintas unidades de las empresas y dinamizando los flujos de negocio, sin importar dónde nos encontremos físicamente. 

Así, a medida que aumenta la cooperación, se requieren menos recursos para hacer las mismas actividades. Y los recursos que quedan libres, servirán para generar más valor agregado a la empresa. Por lo tanto, la cooperación -y la colaboración - permiten eliminar los silos, empoderar a cada equipo para que tome sus propias decisiones y mostrar con mayor detalle la operación de cada área, lo que permitirá tomar conciencia del impacto de mi trabajo en la cadena de valor. 

Adicional a esto, se sabe que una solución de colaboración adecuada tiene un beneficio cercano al 25% en costos de gestión, proporcionando un impacto no despreciable para cualquier empresa que tenga por objetivo mejorar su nivel de agilidad y competitividad en el mercado. 

Pero dicho factor no siempre ha sido el más importante para los decisores, pues tal como sostenía una consulta realizada en el 2012 por IDC a un grupo de CIO´s, otro aspecto determinante para decidir adoptar soluciones de colaboración, fue el modo en que nos permiten obtener menores tiempos de respuesta, optimizar los procesos de negocio y administrar de mejor forma el crecimiento o expansión del mismo. 

Por lo anterior, el primer paso que debemos dar los partners tecnológicos será incitar a nuestros clientes a analizar sus empresas entorno a la productividad de la mano de un experto, con la finalidad de decidir en conjunto cuál será la transformación digital que les conviene implementar y tomar decisiones respecto a ella.

No podemos olvidar que estos procesos de renovación deberán ir siempre de la mano de los objetivos de negocio del cliente, involucrando no sólo a sus empleados, sino que al total de públicos con los que interactúa: proveedores, clientes, etc. Solo así tendrá la certeza de haber diseñado una estrategia integral. 

En síntesis, hoy existen múltiples tecnologías para aumentar la productividad. Dentro de ellas, una de las claves es la colaboración, pues permite a cualquier empresa hacer más dinámico su espacio de trabajo, disminuyendo de paso gastos en traslados y equipamiento tecnológico. ¿Por qué? Porque son soluciones virtualizadas que se pueden adquirir en modalidad de servicio y que cuentan siempre con altos estándares de seguridad y disponibilidad. Así, los clientes aumentarán el rendimiento de su empresa, mejorando la contactabilidad y la comunicación con quienes lo requieran. 

*Director Mercado Empresarial Claro Chile

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon